Category Archives for "recursos humanos"

Dic 24

Cómo triunfar en una entrevista de trabajo basada en casos

By admin | analítica web , digital , economía , formación , negocio , recomendado , recursos humanos , trabajo

En su libro “Case in Point. Complete Case Interview Preparation”, que en Wall Street se conoce como “La biblia del MBA”, el experto en consultoría de la Universidad de Harvard Marc P. Cosentino recoge 13 mandamientos para superar con éxito una entrevista de trabajo basada en casos.

 

Portada del libro "Case in Point" de Marc P. Cosentino

Portada del libro “Case in Point” de Marc P. Cosentino

 

Las llamadas “case interview” o entrevistas basadas en casos, son un formato muy utilizado en el mundo de la consultoría de negocios ya que permiten evaluar la capacidad de los aspirantes para analizar casos de negocio, aplicar la lógica, expresarse, argumentar de forma convincente y trabajar bajo presión. Las habilidades mencionadas son comunes a muchos perfiles profesionales, por lo que las 13 recomendaciones de Cosentino pueden ser útiles en cualquier situación de consultoría comercial y también a la hora de enfocar correctamente cualquier proyecto de analítica web, ya que en ambos casos se trata de analizar y hacer recomendaciones para mejorar el negocio. Los trece mandamientos para resolver un “business case” según el experto de Harvard son los siguientes:

 

[list style=”check”]

[li]1. Escuchar la pregunta, especialmente los últimos detalles.

La cualidad más importante del consultor es su capacidad de escuchar al cliente.[/li]

[li]2. Tomar nota de los datos más importantes.

Para dejar que tu cabeza se ocupe sobre todo de pensar.[/li]

[li]3. Resumir la pregunta en voz alta.

Para asegurarse de que se ha entendido y ganar algo de tiempo.[/li]

[li]4. Verificar cuál es el objetivo u objetivos del cliente o del proyecto.[/li]

[li]5. Hacer las preguntas necesarias para clarificar los detalles y el contexto.[/li]

[li]6. Estructurar bien la respuesta aplicando los pasos correctos.

1º identifica el caso; 2º etiquétalo y finalmente establece la estructura.[/li]

[li]7. Evitar la dispersión.

Filtra lo que dices; no te salgas del tema.[/li]

[li]8. Gestionar correctamente el tiempo sin perderse en los detalles ni salirse por la tangente.

Emplea un razonamiento lineal, fíjate en la globalidad del problema, aplica un enfoque macro y avanza.

[/li]

[li]9. Trabajar los números.

Intenta introducir cálculos en tu análisis y ve explicándolos mientras los haces. Tómate tu tiempo para hacerlos bien.[/li]

[li]10. Mostrarse receptivo a las aportaciones del entrevistador.

Fíjate en sus reacciones verbales y no verbales. Pídele ayuda si te atascas (en el mundo laboral podrás pedir ayuda y será bueno que lo sepas hacer).[/li]

[li]11. Ser creativo.

Haz una lluvia de ideas.[/li]

[li]12. Rebosar entusiasmo y una actitud positiva.

Deja ver que te gustan los retos y la resolución de problemas y haz que tu entusiasmo se mantenga durante toda la entrevista. A todos nos gusta trabajar con compañeros motivados.[/li]

[li]13. Cerrar el caso con un resumen y señalando las recomendaciones más importantes.

Tus recomendaciones deben ser buenas para el negocio y de sentido común.[/li] [/list]

 

Adaptación y traducción propia de “The Case Commandments”. Cosentino, Marc P. Case in Point. Complete Case Interview Preparation; Needham; Estados Unidos. 2005. Burgee Press. pg 13.

 

 

También te puede interesar:

 

Si te ha gustado este post y quieres seguir las actualizaciones del blog, suscríbete para recibirlas gratuitamente por correo electrónico en el apartado “Suscríbete”, abajo a la derecha.

Nov 11

Mi experiencia con un curso MOOC (II)

By admin | 2.0 , comunicación , digital , formación , Idiomas , inglés , psicología , recomendado , recursos humanos , redes sociales , traducción

En este post os contaba la primera parte de mi experiencia con un curso MOOC (curso online masivo y gratuito) de Coursera llamado “Learning How to Learn” sobre técnicas para mejorar el aprendizaje, impartido por la Universidad de California en San Diego, bajo la dirección de Barbara Oakley y Terrence Sejnowski. He querido conocer de primera mano en qué consisten estos cursos y contrastar mi experiencia como alumna con lo aprendido en mis años de editora de cursos online, asesora pedagógica y diseñadora instruccional. He aquí la segunda parte de mi “viaje”.

 

Página de presentación del curso "Learning How to Learn"

Página de presentación en español del curso “Learning How to Learn”

Lecciones segunda y tercera

La segunda y la tercera lecciones del curso las hago con retraso, por circunstancias personales. La flexibilidad de los MOOC puede ser al mismo tiempo su mayor ventaja y su mayor inconveniente para alumnos poco organizados o poco constantes.
A mitad de semana, el alumno recibe un recordatorio de que le quedan unos días para completar la siguiente lección a través de un correo con un asunto como: “Week 2 deadline approaching quickly”. El tono del email es cordial y motivador y el correo incluye un enlace al curso dentro de un botón de llamada a la acción (CTA, Call to Action) para evitar que tengas que buscar la url en tus favoritos o en tu buscador.

Si pasado el domingo no completas las tareas de la semana, recibes un correo con un asunto del tipo: “Week 2 deadline has passed” (la fecha límite de la semana 2 ha pasado). El correo de deadline para la lección 2 se me ha quedado sepultado bajo decenas de correos, pero sí leo el de la lección 3, en el que me comentan en tono cordial que la fecha límite para las tareas de la semana 3 fue el día anterior pero que aún puedo “catch up”. Me recuerdan la fecha límite para entregar las tareas de todo el curso y me indican que pasada esa fecha no admitirán tareas. Me animan a ponerme al día y terminan el correo con un “You can do it!” justo antes del call to action con el enlace al curso.

Fechas límite y motivación

Analizado en términos de persuasión y retórica, el texto del correo me llama al orden pero al mismo tiempo me motiva y me pone fácil “reengancharme” al curso, tanto en un plano emocional como en el práctico. El resultado es que busco un hueco para completar la lección 2 y la completo con éxito (obtengo un 12 sobre 12), aunque esta vez he tenido que ver más de una vez alguno de los videos porque se me escapaban algunos conceptos, debido a que el material de esta parte no lo había leído en el libro base del curso en español (“Abre tu mente a los números- Cómo sobresalir en ciencias aunque seas de letras”) y también por culpa de las interrupciones mientras escuchaba los videos.
Antes de completar la lección 2 he revisado brevemente la bibliografía y el contenido extra (no obligatorio) de la lección 1, pero no he participado en los foros, no he subido mi videopresentación ni tampoco he visto las videopresentaciones de mis peers (mis pares) porque mi objetivo era centrarme primero en la lección 2.

 

Profesores del MOOC "Learning How to Learn"

Profesores del MOOC “Learning How to Learn”

Profesores de carne y hueso

Durante las lecciones 2 y 3 me sorprende menos el aspecto físico de la profesora. Me doy cuenta de que ya me he acostumbrado al aspecto actual de Barbara Oakley, mientras que en la primera lección me costaba reconocer en los videos de la profesora a la persona retratada en la foto de la ficha del curso, en su libro y en su página web.

Un detalle que me gusta es que en la parte en la que se habla de la importancia de los errores para fomentar el aprendizaje, Barbara publica una toma falsa suya en la que se ve que se ha equivocado y tiene que repetir la toma. Este tipo de detalles de coherencia, humor y toque humano enriquecen el curso y le dan un plus.
Al ir sucediéndose los videos-presentaciones de Oakley noto que se empieza a convertir en alguien más cercano y entrañable, como ocurriría con un profesor en una clase presencial. Sin embargo, sus manos en estado de artrosis avanzada me siguen impresionando y pienso que es todo un ejemplo de superación.

En el material extra, en una de las entrevistas, aparece el cuarto de estudio de Barbara Oakley y veo que tiene el mismo ratón que yo, cosa que genera cierta conexión o empatía.

Parte social del curso

He hecho un apunte mental de participar más y ver con detalle cómo son mis compañeros de clase en próximas oportunidades. En la lección 2 el sistema apenas ha insistido en que solicite la certificación del curso. En la primera lección salía un pop-up todo el tiempo sugiriéndomelo, pero se ve que lo han programado para que la frecuencia de estos anuncios disminuya según se avanza en el curso.
El asunto de hacer un video de presentación contando quién soy me sigue resultando poco apetecible, además de que no tengo tiempo. Pero sé que sería buena idea buscar un hueco para hacerlo, porque me ayudaría a trabajar mis habilidades de comunicación y me ayudaría a hacer networking.

Contenido y enfoque

El enfoque y la estructura de la lección de hoy son muy parecidos a los de la semana pasada, aunque esta vez participa menos el “co-professor”. Al final de cada video-clase principal hay un minitest y después del resumen hay un test de “retrieval” más extenso con 12 preguntas para obligarte a “recuperar” la información. Muchas de las preguntas del minitest se repiten en el test final, aunque variando el orden de las respuestas (las famosas baterías que aparecerán de manera aleatoria que todos los guionistas multimedia conocemos). El formato preferido de preguntas es el aquel en el que son válidas varias, normalmente todas o casi todas. Siguen poniendo algunas respuestas trampa (que no tienen nada que ver con el tema o con lo explicado), pero en general hay menos preguntas trampa que en la lección anterior. El sistema de evaluación se va “afinando”.

A la hora de explicar el contenido, siguen utilizando muchas metáforas visuales, que te ayudan a comprender y memorizar los conceptos. Y también hay pequeñas encuestas sobre qué parte te ha parecido más útil para tu aprendizaje de todo lo visto. Suelen dar feedback final en los test, en los que suele aparecer “Bien hecho” o “Lo sentimos pero…” en español y el resto en inglés. La mezcla de idiomas desconcierta un poco al principio.

Cursos más populares del catálogo de MOOC de Coursera

Cursos más populares del catálogo de Coursera en octubre 2015

Dificultades con el idioma

El inglés tiene un grado de dificultad media que me resulta bastante asequible, aunque en la parte de los neurotransmisores me ha costado entender algunos términos porque la pronunciación varía mucho respecto a la grafía y no estoy acostumbrada a oír charlas en inglés sobre ese tema. Por otra parte, pienso que además de aprender la materia el curso me sirve para mantener fresco mi inglés oral. Podría descargarme la transcripción de los videos en español o verlo con subtítulos en español, pero prefiero oírlo en inglés y repetir las partes que no me queden claras, aunque esto lleve más tiempo.

Cuestiones técnicas

Un problema técnico que he detectado es que cuando quieres repetir un video, como el siguiente se lanza automáticamente en unos segundos, aunque pares el nuevo haciendo clic en el icono de pausa, la ventana del nuevo video se queda ahí y tapa el texto de la parte derecha del video que ves por segunda vez. Debería haber alguna forma de hacer desaparecer esa ventana para que no estorbe en las repeticiones.
Esta vez, a la hora de completar el test, el sistema reconoció rápidamente mi patrón de tecleo, pero la cámara me dio un problema porque había tapado la lente de la webcam a raíz de un artículo sobre hackers que acceden a webcams ajenas. Creo que el estar estudiando por tu cuenta en la intimidad de tu cuarto hace que el mero hecho de hacer el examen y activar la cámara te sobresalte un poco, pero imagino que la repetición hará que sea más fácil en lo sucesivo.

Test final de la lección

El test final de la semana 3 incluía dos preguntas de las 2 semanas anteriores. Mientras completo el test, noto que estoy teniendo que hacer un esfuerzo extra para recordar las respuestas correctas, pero lo consigo y pienso que está muy bien que Oakley y su socio apliquen la “spaced repetition” en sus test, que sean coherentes con lo que predican.

Obtengo un 14 sobre 14 y me doy cuenta de que un par de errores cometidos en la parte de “Retrieval Practice” (práctica de recuperación, un test intermedio que te fuerza a recordar lo que acabas de ver) me han servido para repasar esa parte y hacerla bien ahora, en la línea de lo que explica Oakley sobre lo útil que es cometer errores en el aprendizaje como forma de detectar fallos y corregirlos. En otras palabras, he hecho un test perfecto gracias a un par de errores cometidos en la parte de “retrieval”, lo que demuestra que Oakley está en lo cierto cuando insiste en la importancia del autotest y el retrieval en el aprendizaje. Tomo nota mental para aplicar este tipo de repaso basado en autopreguntas y comprobación de respuestas a las materias que aprenda en lo sucesivo.

Para leer la siguiente entrega de la serie sobre los MOOC, haz click aquí:

También te puede interesar:

 

Ago 27

Un hombre, un vendedor

By admin | 2.0 , comunicación , libros , literatura , publicidad , recomendado , recursos humanos , redes sociales , sociedad

En su libro “Seducing strangers” (Seducir a desconocidos) el publicista y asesor de la serie “Mad Men” Josh Weltman insiste en que hoy en día el profesional medio dedica una gran proporción de su tiempo y energía a realizar actividades antes reservadas a comerciales y publicistas: presentaciones, pósters, charlas, encuentros… Weltman señala que el recurso a la imagen, la palabra y el sonido como elemento para movilizar a otros que antes era patrimonio de comunicadores y vendedores ahora forma parte del día a día de cualquier oficinista o emprendedor. Todos nos esforzamos para que los asuntos de nuestros correos importantes y nuestras actualizaciones en redes sociales llamen la atención, sean vistos y leídos, atraigan muchos clic y muchos “me gusta”. Parece que hoy todo consiste en venderse.

Hombre anuncio por la calle

Hombre anuncio a la caza de clientes hambrientos

 

Es evidente que la tesis de Weltman tiene algo de interesado: si nos convence de que todos somos publicistas, venderá más ejemplares de su libro de publicidad que si se conforma con tratar de conquistar sólo a los profesionales del sector. Pero en cualquier caso creo que tiene razón. De hecho, el mundo del marketing online y el llamado Social Media tienen un término específico para esto: economía de la atención. En este tipo de economía en la que vivimos actualmente, los medios se disputan nuestra atención para colocarnos sus productos, convencernos de que tanto sus empresas como sus bienes y servicios son magníficos. La puerta para “colocarnos” las experiencias de cliente es precisamente nuestra atención y como somos seres curtidos, acostumbrados al bombardeo constante de anuncios, hemos desarrollado cierta inmunidad hacia los anuncios “normales” y ello ha obligado a los anunciantes a buscar nuevas vías para captar nuestro interés como las redes sociales.
En definitiva, vivimos en la época de “un hombre, un vendedor” y también en la de “un hombre, un posible comprador”. Quizá se podría resumir ambas cosas con “un hombre, una venta”, entendiendo por supuesto la expresión “hombre” como genérico de un ser humano, hombre o mujer.
Ago 03

Cómo aprender-enseñar Photoshop y no morir en el intento

By admin | digital , diseño , formación , psicología , recomendado , recursos humanos

La dificultad básica del aprendizaje de Photoshop radica en que requiere conocimientos y habilidades complejos y en gran medida secuenciales. Exige constancia, comprensión de conceptos teóricos y al mismo tiempo requiere un dominio práctico de numerosas herramientas.

Entre los conceptos teóricos que hay que aprender están nada menos: composición, encuadre, teoría del color, luces, uso de filtros, comportamiento de capas y máscaras, modos de fusión, perspectiva, distintos tipos de desenfoque, ajustes de tono/iluminación, brillo-contraste, estilos, objetos inteligentes, grupos, filtros inteligentes, HDR, RAW, por no mencionar la resolución, tamaño y peso del documento.

Entre las herramientas que debe ser capaz de manejar el usuario de Photoshop cabe destacar las siguientes: seleccionar, mover, transformar, deformar, hacer trazados, pinceles, máscaras, orden correcto de las capas y  máscaras, uso de la pluma para seleccionar y hacer dibujo vectorial.

Photoshop apela a funciones de motricidad fina, memoria, compresión conceptual y al mismo tiempo a funciones de percepción global y conocimientos estéticos. Requiere ir de lo pequeño a lo grande y de lo grande a lo pequeño y ser al mismo tiempo sistemático y creativo. Precisa planear los pasos y realizarlos, corrigiendo sobre la marcha y aplicando y extrapolando lo aprendido previamente, además de recurrir a la memoria y a la cultura visuales.

Cabra comiendo foto

Cabra de interiores Ebv Unleashed – Realworkhard

 

Dada la amplitud y complejidad de las habilidades requeridas por este software, el principal escollo con el que se puede encontrar el alumno principiante es sentirse abrumado, por lo que es importante que las dosis de frustración que le vayan saliendo al paso sean asimilables. En otras palabras, el profesor o su propio proceso de autoaprendizaje deben dosificar y programar las dificultades de manera cuidadosa y hay que proceder de lo básico a lo más complejo, tanto a nivel conceptual como técnico, repasar a menudo lo visto y asegurarse de que no hay dudas importantes.

Uno de los problemas con los que se puede enfrentar un profesor a la hora de enseñar Photoshop incluso en una clase de nivel homogéneo, es que un mismo concepto y una misma técnica pueden ser más difíciles para un alumno que para otro, en función de su edad, su experiencia y su modo de percepción o su tipología como alumno. Por ejemplo, los alumnos que necesitan comprender el por qué, necesitarán aprender primero qué se pretende con un ejercicio determinado  y en qué pasos  se ha dividido el proceso y cuál es el objetivo de cada paso. Una vez lo entiendan podrán fijarse en el detalle técnico de cada paso y aplicarlo.

Por el contrario, los alumnos más dados a lo experimental y al ensayo-error podrán estar más cómodos simplemente si se les muestran los pasos y los van imitando al mismo tiempo que los muestra el profesor (o el tutorial) y no necesitarán saber qué se pretende ni por qué.

Tanto los alumnos experimentales como los conceptuales son capaces, en cierto momento de su aprendizaje, de tratar de llegar a un resultado final que se les muestre a partir de pasos diseñados y realizados por ellos mismos, es decir, de manera autónoma.

 

Leopardo Fractal, de adisstudiotd0

Leopardo Fractal – adisstudiotd0

El proceso mental de un tipo y otro de alumno diferirá ligeramente: el experimentador probablemente no será capaz de explicar con precisión sus pasos y acciones (ni tampoco de verbalizar con precisión sus dificultades, aunque sí podrá mostrarlas), mientras que el alumno conceptual podrá explicar con precisión lo que quiere hacer y cómo lo está haciendo y también podrá verbalizar los problemas que se ha encontrado, pero seguramente dé algunas vueltas innecesarias en el proceso (vueltas que le ahorrarán tiempo en siguientes proyectos si ha estado lo bastante relajado y atento para aprender de ellos; los conceptuales tienen mucha capacidad para extrapolar conocimiento) y probablemente haga preguntas que parezcan rebuscadas o absurdas porque su cabeza necesita comprender la lógica total del sistema incluso para adentrarse únicamente en una pequeña parcela del programa (el conceptual necesita conocer las texturas de las cosas, mientras que al experimental le basta con saber los pasos o con que le dejen recorrerlos por su cuenta).

La buena noticia es que por su naturaleza visual e inmediata, Photoshop se ve beneficiado de un enfoque experimental: la afirmación de que sólo probando se aprende es más cierta si cabe en esta área y hay muchísimos casos de usuarios expertos de este programa que son autodidactas. Sin embargo, para formar a buenos diseñadores gráficos, además del manejo mecánico de las herramientas y funciones, también es necesario garantizar la comprensión conceptual de algunas nociones compositivas o plásticas, para evitar eso que todos hemos visto: retoques gráficos impecables a nivel técnico y espantosos o absolutamente innecesarios o contraproducentes.

En otras palabras, es muy importante aprender cómo hacer en Photoshop, pero también lo es aprender cuándo conviene hacerlo y por qué.

Jun 14

10 citas sobre enseñanza / aprendizaje

By admin | formación , psicología , recomendado , recursos humanos

A continuación recojo diez citas sobre enseñanza, aprendizaje y educación que me parecen especialmente inspiradas e inspiradoras. Proceden de distintas épocas y países.

 

Dime y lo olvido; enséñame y lo recuerdo; involúcrame y lo aprendo. Benjamin Franklin

 

Muchos estudiantes toman al estudio como un líquido que hay que tragar, y no como un sólido que debe masticarse. Luego se preguntan por qué proporciona tan poco nutrimento real. S. Harris

 

Antes de casarme tenía seis teorías sobre el modo de educar a los niños. Ahora tengo seis hijos y ninguna teoría. John Wilmot

 

Siempre que enseñes, enseña a la vez a dudar de lo que enseñes. José Ortega y Gasset

 

Nunca he encontrado una persona tan ignorante de la que no pueda aprender algo. Galileo Galilei

 

Personalmente siempre estoy dispuesto a aprender, aunque no siempre me gusta que me den lecciones. Winston Churchill

 

Me lo contaron y lo olvidé; lo vi y lo entendí; lo hice y lo aprendí. Confucio

 

Si das pescado a un hombre hambriento, le nutres una jornada. Si le enseñas a pescar, le nutrirás toda la vida. Lao-tsé

 

Educar a un niño no es hacerle aprender algo que no sabía, sino hacer de él alguien que no existía. John Ruskin

 

Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir no cuando es no. Gabriel García Márquez

 

¿Conoces alguna otra cita interesante sobre este tema? Compártela dejando un comentario en la sección “Leave a Reply”, en el pie de página.

May 29

La determinación de los pioneros

By admin | psicología , recomendado , recursos humanos , sociedad

Repasando la biografía de muchos investigadores y pioneros de distintas áreas descubrimos que uno de sus mayores motores fue su propia necesidad o sus propias limitaciones. La debilidad física y el asma de Joseph Hubertus Pilatus (creador del Pilates), los problemas de voz del creador de la Técnica Alexander, la adicción al tabaco de Walter Mischel, catedrático de Columbia de Psicología, creador del experimento de la golosina y de estudios sobre la gratificación pospuesta, por no mencionar al  autor del exitoso “Es fácil dejar de fumar si sabes cómo” Allen Car, o las dificultades que encontró Bárbara Oakley para reinventarse como ingeniera tras toda una vida dedicada a la lingüística son claros exponentes de ello.

Pioneros escalando en Canadá

Anuncio del Canadian Pacific Railway, con el Monte Assiniboine y el paisaje de Banff detrás (1917). (Fuente: Wikipedia)

Cada uno de ellos dedicó mucho tiempo y energía en observar, analizar y sacar conclusiones y crear un sistema capaz de permitirles superar sus propios obstáculos y después comunicar de forma comprensible ese sistema a otros.

En un caso parecido se encontrarían todos los escritores que empezaron a escribir como una suerte de terapia para entenderse a sí mismos y entender a su sociedad.

Es lógico que la necesidad o los problemas personales sean el motor para que alguien se ponga a buscar soluciones y el acicate para no parar hasta encontrarlo. Esto nos lleva a un concepto que se está volviendo clave en la psicología y en el área de recursos humanos, el concepto de “grit” o determinación, desarrollado entre otros por Angela Lee Duckworth, porque, ¿qué mejor razón para tener una determinación de hierro que esperar solucionar un problema personal o mejorar en un área importante?

Durante los años que estuvo enseñando matemáticas en una escuela pública de Nueva York, Duckworth observó que más allá del coeficiente intelectual, un predictor del éxito en cuanto a las calificaciones era la determinación, el tener claro tu objetivo e ir a por él.

Busquemos aquello que nos apasiona y pongámonos a ello.

May 23

Dame más golosinas: La senda del autocontrol I

By admin | libros , literatura , psicología , recomendado , recursos humanos , sociedad

¿Puede una golosina predecir el éxito en la vida adulta?

El test de la golosina – Cómo entender y manejar el autocontrol

Walter Mischel Debate. Traducción de Joaquín Chamorro Mielke. 2015 (título original: The Marshmallow Test) 304 págs. 23,90 €

 

portada El test de la golosina

En la década de los 60 se realizó un experimento con niños y golosinas del que seguramente hayas oído hablar. A un grupo de niños de 4 años de la Bing Nursery School, en la Universidad de Stanford, se les dio la opción de comerse una nube (“malvavisco” dicen en Latinoamérica) en el momento, o dos si eran capaces de esperar 15 minutos.

Algunos de ellos lo lograban y otros no. En aquella ocasión no se grabó el experimento, pero en siguientes ediciones sí, y ver el video es muy divertido y muy revelador.

El hallazgo esencial de Walter Mischel fue que los niños con mayor capacidad para posponer la gratificación, años después mostraban mayor éxito profesional, menor tasa de obesidad y de consumo de drogas y tenían menor probabilidad de entrar en prisión. En resumen, su autocontrol temprano estaba asociado a un mayor éxito en la vida.

En sus investigaciones también descubrió que este patrón era común a diversas culturas, ya que en Colombia pasó lo mismo (no te pierdas el video del experimento de Colombia en la Charla Ted de Mischel especialmente la “esnifadora” de los ojos grandes).

Al analizar las estrategias que utilizaban los niños capaces de posponer la gratificación, Mischel descubrió que había dos patrones claros: la distracción y el enfriamiento.

Los niños se distraían mediante monólogos en voz alta, juegos, movimiento corporal, cantando, o bien enfriaban la tentación mediante la reducción de la golosina a algunos de sus rasgos menos tentadores: las nubes se asociaban a nubes de la atmósfera, se fijaban en la forma de la nube más que en su olor o su textura, se le ponía un marco mental a la chuche como si fuera una foto (“las fotos no se comen”, dijo un niño). En otras palabras, el autocontrol se lograba mediante una correcta gestión de la atención y la percepción.

Aunque parecía haber niños con una mayor capacidad innata para resistir la tentación, Mischel y su equipo constataron que es posible mejorar el control de uno mismo mediante técnicas de distanciamiento y enfriamiento. De hecho hasta el Monstruo de las Galletas (Cookie Monster) de Barrio Sésamo (Sesame Street) ha adquirido en los últimos años un considerable autodominio gracias a los consejos del psicólogo de origen austriaco y profesor de la Universidad de Columbia.

Un personaje zampagalletas con un dominio de su apetito pierde parte de su gracia, pero seguro que su nivel de insulina y su salud dental se lo agradecen, por no mencionar las futuras generaciones.

 

May 17

El “okupa” de la formación de adultos

By admin | formación , psicología , recomendado , recursos humanos , sociedad

A partir de cierta edad, cada vez que te apuntas a un nuevo curso o inicias un nuevo aprendizaje, tus clases incluyen un “okupa”. En lugar de aprender ese algo nuevo que tanto te interesa, sea Pilates, diseño gráfico o repostería, lo que percibes con total claridad es el tamaño y la forma de los obstáculos que te impiden aprenderlo. Y lo curioso es que esos obstáculos tienen exactamente tu tamaño y tu forma, porque el principal escollo que se interpone entre tú y eso que tienes tantas ganas de aprender eres tú mismo.

macarron

Lo he comprobado en un curso de diseño gráfico que he realizado hace poco y lo vengo comprobando en mis estudios y autoestudios de inglés desde hace años. En un mundo regido por la formación continuada, cumplidos los treinta, por poco introspectivo que seas, llegas a tener una idea muy clara de lo que se te da bien y una noción más o menos difusa de lo que no se te da bien y por qué. Así que de repente cuando te decides y buscas un hueco para hacer un curso tras el trabajo, el proceso de aprender a ratos sueltos cosas complicadas y con una edad menos receptiva a la novedad te vuelve más consciente de todo lo que se te da mal, o dicho con mayor precisión, de los “escudos” que le pone tu personalidad o tus hábitos al aprendizaje de cosas menos afines a tu proceso mental o más alejadas de tus habilidades.

 

Interior de una clase

 

Si lo anterior te resulta familiar o verosímil, la pregunta que te estarás haciendo será, ¿tiene solución? Y si la tiene, ¿en qué consiste?

Claro que tiene solución, pero ésta variará en función de los “blindajes” o tipos de escudos “antinuevoconocimiento” de cada uno. Puede haber gente cuyo problema sea que analiza demasiado y esto se interponga a la hora de aprender cosas que precisan cierta intuición o cierto enfoque holístico. Otras personas tendrán poca capacidad de análisis y les resultará muy difícil acometer tareas o aproximaciones por pasos. Algunos serán muy teóricos o conceptuales mientras que otros tendrán facilidad para aprender haciendo las cosas con las manos y con el cuerpo y les resultará difícil entender materias abstractas. Las personas visuales seguramente tendrán dificultades para procesar información oral, la gente muy verbal encontrará difícil entender y asimilar cosas que no puede describir con palabras.

Además de lo anterior hay otro factor fundamental que podríamos llamar “percepción ilusoria de obstáculos” y que consiste en que a veces personas a quienes no se le dan especialmente mal algunas cosas (por ejemplo el dibujo o la música) llevan toda su vida arrastrando la etiqueta de ser un negado en ellas, por un error puntual cometido hace años o porque alguien les asignó ese rol en su familia o en el colegio. Y desde luego lo que no ayuda nada es la ansiedad, la necesidad de entenderlo todo a la primera, ni tampoco la baja tolerancia a la frustración (la necesidad de acertar siempre).

En mi caso, como les sucede a muchos editores y traductores, tengo tendencia a quedarme en un plano conceptual, verbal y lógico y a veces me cuesta la parte de retener y poner en práctica y en el orden correcto acciones secuenciales (sí, como esas tan típicas de Photoshop o de Illustrator: seleccionar un punto para poner un botón de ancla, modificarlo; seleccionar un lado de un poliedro, hacerlo rotar, deseleccionarlo etc), así que en mi curso de diseño gráfico tenía que centrarme en practicar y aprender por ensayo-error y controlar mis ganas de explicar para qué servía cada cosa o preguntar en qué consistía cada comando o herramienta. Desde luego, tener una comprensión clara de la función de cada herramienta o de las diferencias entre una imagen vectorial y una tipo “bitmap” (conocimientos conceptuales ambos) me daba una ventaja respecto a alguien que no contara con esa comprensión, pero de poco me servía si luego no era capaz de seleccionar el objeto, la capa o el punto que quería manipular o tardaba minutos en recordar si para esto se usaba la varita mágica o el lazo magnético.

Psicólogos y pedagogos suelen hablar del “efecto Einstellung” (o instalación de un bloqueo), que consiste en que una idea que ya tienes en tu mente te impide encontrar una idea mejor. Parece que a partir de cierta edad fuéramos por la vida subidos en nuestros “efectos Einstellung” y nos fuésemos tropezando con todo lo que pillamos por delante.

Lo que a mí me ayudó y puede ayudarte también a ti es respirar hondo, tomártelo con calma y buen humor y estar dispuesto a practicar y equivocarte unas cuantas veces sin que esto te afecte. Intentar que el plus de autoconocimiento que te da la edad juegue a tu favor y no en tu contra y usar la imaginación para encontrar formas alternativas para hacer lo mismo o para pensar proyectos apetecibles que te obliguen a poner en práctica lo que has aprendido, porque al final las cosas se aprenden básicamente a base de hacerlas una y otra vez y lo único imprescindible para mejorar es tener paciencia y estar motivado.

Da un par de pasos hacia atrás para ganar un poco de perspectiva y mira lo que tienes delante con un poco más de calma. Seguro que lo haces mucho mejor. Y pronto serás un experto en Pilates, diseño gráfico o repostería (o puede que no, pero sabrás que no es el fin del mundo).

Ene 04

Un supercerebro para 2015

By admin | formación , psicología , recomendado , recursos humanos

Año nuevo, (super)cerebro nuevo.

Termino el 2014 leyendo “Supercerebro” de Deepak Chopra y Rudolph E. Tanzi.

Deepak Chopra es un médico especializado en medicina general y endocrinología y autor de más de 65 libros, muchos de ellos entre los más vendidos según el New York Times. Rudolph Tanzi es profesor Neurología en la Harvard University Medical School, director de las unidades de Genética y Envejecimiento en el Hospital General de Massachusetts y autor de “Decoding Darkness: The Search for the Genetic Causes of Alzheimer’s Disease”. El Dr. Tanzi investiga las bases moleculares y genéticas de la enfermedad neuronal desde 1980.

cubierta Supercerebro

En Supercerebro los doctores Chopra y Tanzi muestran formas de aumentar la capacidad del cerebro convencidos de las enormes posibilidades de evolución y adaptación de este órgano. Para ello, en la parte inicial del libro explican algunos aspectos básicos del funcionamiento del cerebro y analizan la relación cerebro-mente así como los descubrimientos actuales sobre la memoria y el aprendizaje.

Las tesis de “Supercerebro” se basan en la convicción de que “es necesario conectar mente y cerebro de una nueva forma”. La diferencia esencial “no está en el lado físico, sino en la resolución personal, en la intención, en la paciencia, en la esperanza y en la diligencia” (…) “todas estas cosas dependen de la relación que la mente tenga con el cerebro”, señalan.

Por ejemplo, imaginemos que los buenos propósitos de Año Nuevo de alguien son aprender inglés, ir al gimnasio y cuidarse. Lo que finalmente va a marcar la diferencia entre una persona que efectivamente se apunte a una buena academia, practique sus listenings todos los días e intente hablar en inglés a menudo y otra persona que se limite a apuntarse a la academia y luego falte a clase o no haga los deberes y por supuesto no sea constante en su escucha de audios en inglés no es algo que se pueda localizar en un escáner cerebral en un área dedicada a lo que pudo haber sido y no fue, sino algo intangible llamado resolución y constancia, que no está localizado en un punto concreto pero tiene un enorme poder organizador y marca realmente la diferencia. Se trata de cualidades o recursos de la mente.

Otro aspecto importante es la relación cerebro-cuerpo-mente. “Si quieres saber cómo pensabas antes, mira tu cuerpo ahora. Si quieres saber cómo será tu cuerpo en el futuro, examina lo que piensas hoy”.

Como ejemplo de lo esencial que resulta la motivación señalan que un niño desanimado se relaciona de manera distinta que un niño motivado y su cerebro también responde de manera diferente. La importancia y versatilidad de nuestro cerebro radica en la polivalencia de nuestra relación con ese órgano, ya que actuamos como líderes, inventores, maestros y usuarios de nuestros propios cerebros, todo a la vez.

Como líder de tu cerebro, le das las órdenes. Como inventor, creas nuevos caminos y conexiones dentro de tu cerebro que no existían ayer. Como maestro, entrenas a tu cerebro para que aprenda nuevas habilidades. Como usuario eres responsable de mantener a tu cerebro en un buen estado operativo. “En estos cuatro papeles se encuentran todas las diferencias entre el cerebro cotidiano… (cerebro base)… y… el supercerebro. Las diferencias son inmensas.” (…) Tu cerebro posee una infinita capacidad de adaptación.

Maestro: el origen de los conocimientos no está en los hechos, sino en la curiosidad. Un maestro inspirado puede cambiar la vida de un alumno acicateando su curiosidad. Tú puedes hacer lo mismo con tu cerebro…”.

“Como usuario del cerebro hay que evitar el alcohol, el tabaco, la furia, el miedo, el estrés y la depresión”.

Otro de los aspectos en los que insiste el libro es que debemos ser nosotros quienes usemos el cerebro y no al revés: “Usa tu cerebro, no dejes que tu cerebro te use a ti. La rabia en la carretera es un ejemplo de lo que ocurre cuando tu cerebro te utiliza, pero también lo son los recuerdos nocivos, las heridas de viejos traumas, los malos hábitos que no puedes dejar… y las adicciones descontroladas.”

El cuerpo es un inmenso ciclo de retroalimentación compuesto por billones de ciclos diminutos. Todas las células se comunican entre sí y escuchan las respuestas que reciben.

La parte no física de las funciones cerebrales y de los procesos cognitivos, todo aquello que tiene que ver con la mente, es un elemento muy importante en este libro. De hecho, para conseguir un “supercerebro” es necesario también desarrollar una “supermente”. Hay una parte espiritual en el proceso que aún se nos escapa, vienen a decir Chopra y Tanzi: “La memoria no deja rastros físicos en las células cerebrales, y nadie sabe en realidad cómo se almacenan nuestros recuerdos”. Pero la importancia de esa parte espiritual es indudable: “el cerebro humano sólo puede hacer aquello que cree que es capaz de hacer … tu cerebro siempre escucha a escondidas lo que piensas. Escucha y aprende. Si le enseñas limitaciones, se verá limitado”. Los hallazgos de la PNL (Programación Neurolingüística) coinciden con esta afirmación.

La relación mente-cerebro se puede resumir en diez principios.

1 El proceso siempre implica ciclos de retroalimentación.

2 Estos ciclos de retroalimentación son inteligentes y adaptables.

3 La dinámica cerebral entra y sale del equilibrio, pero siempre llega a un balance global favorable conocido como homeostasis.

4 Utilizamos nuestro cerebro para evolucionar y desarrollarnos, guiados por nuestras intenciones.

5 La autorreflexión nos impulsa a adentrarnos en territorios desconocidos.

6 Muchas de las áreas cerebrales se coordinan simultáneamente.

7 Poseemos la capacidad de supervisar varios niveles de conciencia, aunque nuestra atención suela estar confinada a un único nivel (por ejemplo, caminar, dormir o soñar).

8 Todas las cualidades del mundo que conocemos, tales como la imagen, el sonido, la textura o el sabor, son creadas por una misteriosa interacción entre mente y cerebro.

9 La mente, y no el cerebro, es la fuente de la conciencia.

10 Tan solo la conciencia puede entender la conciencia. No hay ninguna explicación mecánica satisfactoria basada en datos cerebrales.

Entender estos diez puntos es lo que nos permite ir desarrollando las capacidades de nuestro cerebro gracias a las órdenes de nuestra mente. En fin, un libro muy recomendable para empezar 2015.

——

Supercerebro – Descubre el poder de tu mente para potenciar al máximo la salud, la felicidad y el bienestar espiritual.  Título original Super Brain. Traducción del inglés de Concepción Rodríguez González; Madrid, 2013; la Esfera de los libros; 336 pag; 19 €; también disponible en versión ebook.

Ago 11

Tengo un plan

By admin | comunicación , escritura , formación , lenguaje , recomendado , recursos humanos , trabajo

Me llamo Elena Alemany y tengo un plan. Un plan y una trayectoria. Empecemos por el pasado, he publicado 7 libros: una novela que ganó un premio, un manual de literatura contemporánea y 5 traducciones del inglés (tanto ensayo como novela). Soy bilingüe en inglés: he vivido dos años en Londres, y realizado allí un Máster en Comparative Literature. Tengo un nivel muy alto de comprensión y expresión en inglés. Trabajo en Vaughan Systems (sí, los de la tele y la radio) como coordinadora de edición de libros de inglés para primaria en un proyecto con la editorial Anaya.
Además de una trayectoria tengo una pasión doble: comunicar y enseñar. Estudié Periodismo, hice un Máster de Edición y he trabajado mucho tiempo en formación online, preparando materiales para elearning, haciendo guion multimedia tanto en Santillana como en Telefónica Learning Services (casi se me escapa la tilde en “guion”, aunque según la RAE ya no lo lleva; ¿he comentado que he trabajado de correctora?). También he publicado decenas de entrevistas en la revista digital de la Escuela Contemporánea de Humanidades (ECH) y llevo un par de blogs desde hace años.
De mis tiempos como redactora de prensa del corazón conservo cierta afición por los titulares contundentes, afición que convenientemente adaptada he llevado también a los títulos de mis cuentos y a mis tweets en Twitter.
En resumen: me apasiona leer, aprender, experimentar, analizar, probar… y comunicar de la forma más eficaz; construyendo una experiencia relevante para el usuario.
Me encanta la psicología, la fotografía, Pilates y la natación. Y por supuesto la literatura y el cine. Y también me encanta la gente.
Tras dos años y medio como Community Manager (Editorial Síntesis y Telefónica) y un Posgrado en Social Media Management (Inesdi), desarrolló tareas editoriales como coordinadora editorial bilingüe en Vaughan Systems, elaborando libros de texto de inglés de primaria en coedición con Anaya editorial.

Información más detallada de mi perfil profesional aquí.

En este blog están a tu disposición recomendaciones de libros y películas, citas, relatos publicados e inéditos y reflexiones.