Category Archives for "psicología"

Sep 25

El rey del Pictionary: comparativa de dos usuarios de emojis

By admin | comunicación , digital , diseño , humor , lenguaje , psicología , publicidad , recomendado , redes sociales

Hace unos días publicaba un post con 21 refranes cifrados en lenguaje emoji y otro artículo con las soluciones. Tratando de localizar la fuente o el creador de estos emojis refraneros supe de los 69 emojis con refranes de Rodrigo Sopeña.

Tras compararlos me resultó evidente que el autor de los 21 refranes no es el mismo que el de la serie de 69 porque en la serie amplia no están los 21 y dado que los 13 refranes que coinciden emplean algunos iconos diferentes.

Veamos la tabla comparativa de los refranes comunes.

Comparativa de emojis

¿Qué versión te gusta más? ¿cuál te parece más clara y cuál más divertida?¿y la más original?

Yo no tengo un favorito. La versión de Sopeña en general es más escueta, emplea menos elementos (ver 10, 11, 17 o 39 por ejemplo) y es más sintética, prescinde de las preposiciones y va directo al grano (frase 14). Por otra parte esta versión también presenta bastantes ambigüedades, como cuando representa la madera o el palo con un árbol en 35, cuando usa el check o visto como representación para “más vale” o cuando emplea la misma ola Hokusai para expresar la idea de la corriente y después para la tempestad.

Para gustos, los emojis.

 

Si quieres estar al tanto de las actualizaciones de esta bitácora ve a “Suscríbete al blog”, al final de la columna derecha.

Sep 11

Cosas curiosas sobre el color (III)

By admin | comunicación , digital , diseño , formación , foto , psicología , publicidad , recomendado , sociedad , tipografía

Los colores de Miguel Ángel en la Sixtina, el color de los sueños, desde cuándo el rosa es el color de las niñas… En esta tercera entrega hablaremos de estas y otras cosas curiosas sobre los colores (parte I y parte II).

1 Los colores de la Capilla Sixtina

El color que eligen los artistas a veces obedece más a una cuestión de tipo económico que a consideraciones estéticas. Un ejemplo es el Juicio Final en la Capilla Sixtina. Para los frescos del techo, Miguel Ángel costeaba sus propios pigmentos, por lo que tuvo que elegir compuestos baratos. Cuando se decidió que los Farnesio financiarían los materiales, el pintor encargó un magnífico (y caro) polvo de lapislázuli veneciano para colorear el cielo. [fuente]

 

2 Para gustos, los 7500 colores

Se calcula una persona media puede distinguir hasta 150 matices diferentes. Además, si se varía el brillo y la saturación, es posible discriminar hasta 7.000.000 de colores diferentes. La oficina Nacional de Standards de Estados Unidos elaboró un inventario de 7.500 nombres de colores utilizados en el entorno de la publicidad, pinturas, cosmética, etc.

 

3 Colores, sexo e historia

En Occidente se suele asociar el color rosa con lo femenino, pero esta asociación es relativamente reciente. Concretamente, data de mediados del siglo XIX, cuando se empezó a vestir a los bebés con ropa de tonos pastel. En los orfanatos se usaba para distinguir a las niñas de los niños.

 

Círculos de color en hilo

Círculos de color en hilo

 

4 De qué color es el caballo blanco de Santiago

¿Las cebras son blancas y negras? En realidad la pigmentación de las cebras es negra. Las rayas blancas obedecen a anomalías de esa pigmentación negra. Otra curiosidad es que ninguna cebra es exactamente igual a otra, sino que todas tienen patrones diferentes.

 

5 Colores y estado de ánimo

Seguramente habrás observado que las pizarras de tiza tradicionales de color negro han sido sustituidas en muchos centros educativos por otras de color verde. Hay una razón para ello. Un estudio francés descubrió que el negro de las pizarras producía apatía y desánimo, cosa que podía contribuir al fracaso escolar. (Déribéré, M. “El Color en las Actividades Humanas. Tecnos; citado por Aranzazu Santana]

 

6 Preferencia de color y edad

Algunas preferencias de color cambian con la edad. Los colores puros y brillantes suelen gustar más a los jóvenes. La gente de más edad generalmente prefiere tintas más suaves u oscuras y tonos menos intensos.

 

7 El color de los sueños

Algunos estudios psicológicos han señalado que existen dos clases de color en los sueños: el color realista y el color simbólico. El color realista es un reflejo del mundo consciente y responden objetivamente y en detalle a sus entornos; el color simbólico representa procesos internos y son propios de una persona que responden a las experiencias con emoción.

Ago 28

Cosas curiosas sobre el color (II)

By admin | comunicación , digital , diseño , formación , humor , psicología , publicidad , recomendado , sociedad , tipografía

Hoy abordamos la segunda segunda entrega de curiosidades sobre los colores (primera entrega aquí) y aprenderemos sobre el misterio del “blanco roto”, sobre los poderes “anticacos” de los coches amarillos, la razón de que los dólares sean verdes y muchas otras cosas.

 

1 Los 22 tonos de blanco de los esquimales y el misterioso caso del “blanco roto”

Este apartado lo podríamos llamar “Veintidós sombras del blanco de los inuit” sin riesgo de que nos llamaseis verdes o amarillos, por aquello de las cincuenta sombras del señor Gris… Los colores tienen que ver con nuestra capacidad para prestar atención a las cosas y con nuestros intereses y necesidades. De hecho, se ha descubierto que el no prestar atención a algo en concreto puede hacer que ese algo termine resultándonos invisible. Se ha observado también que aquellas cosas a las que prestamos mucha atención suelen resultarnos más visibles y ricas en matices y así los esquimales tienen 22 palabras para referirse a distintos tonos de blanco.

Unos tanto y otros tan poco. Un ejemplo claro de colores que se vuelven invisibles por falta de interés sería la típica situación en la que un hombre medio está convencido de que su mujer habla en chino (o en esquimal 🙂 cuando menciona algo llamado “blanco roto” o cuando pronuncia la combinación de palabras “verde lima”. La extrañeza del hombre medio de este ejemplo obedece en parte a razones fisiológicas (su visión es fisiológicamente menos sensible a las variaciones de color por tener menos receptores en los ojos), pero también deriva de que aprender a distinguir esos tonos no le ha aportado un bien significativo hasta ese momento y por tanto no ha tenido aliciente para aprender a distinguirlos. Si el hombre en cuestión trabajase como diseñador o estilista a buen seguro esos matices de color se habrían vuelto relevantes para él y sería perfectamente capaz de distinguirlos e incluso de aconsejar a su mujer.

 

2 El amarillo trae mala buena suerte

¿Es cierto que el amarillo trae mala suerte? Según a quién le preguntes. Si le preguntas a alguien del mundo del teatro y con cierto grado de superstición te dirá que sí, porque se cree que Molière murió con un traje de este color mientras representaba “El enfermo imaginario”. Pero si le preguntas a los dueños de coches de color amarillo de Estados Unidos te dirán que el color trae buena suerte, ya que según un estudio mencionado por “USA Today” los coches amarillos son menos propensos a los robos. Las razones señaladas por los expertos es que el color amarillo hace que destaquen mucho del resto de coches de tonos oscuros, con lo que resultan más difíciles de robar y de ocultar a la policía y también suelen alcanzar precios más bajos a la hora de revenderlos. Aquí tienes un resumen de la noticia en español; aquí, el artículo original en inglés.

 

3 Colores e interacción

Colores complementarios -rojo y verde, azul y naranja, violeta y amarillo- son aquellos colores cuya yuxtaposición produce un efecto de contraste. El rojo parece más vívido cuando aparece sobre un fondo verde y lo mismo ocurre con el blanco sobre fondo negro.

 

Lámparas LED de color cambiante en un establecimiento

Lámparas LED de color cambiante en una tienda especializada

4 Color y sensación de peso
El color modifica el peso aparente de los objetos. Diferentes experimentos demostraron que si se mostraban ocho objetos del mismo peso el de color negro siempre parecía más pesado. A continuación, y en orden decreciente, irían el rojo, el gris, el morado, el azul, el verde, el amarillo y el blanco. También se demostró que los colores oscuros (que tienen mayor proporción de negro) parecen ser más pesados, mientras que los colores claros, con mayores cantidades de blanco, parecen ser más ligeros.

 

5 Cuatro bodas y un funeral: Colores y simbología internacional

Nuestra relación con los colores tiene que ver con cuestiones fisiológico-perceptivas y también con factores culturales. Así, por ejemplo, en Occidente el color del luto es el negro, mientras que en China y Japón el color que se asocia con el luto es el blanco.

En Occidente las novias se suelen casar vestidas de blanco, pero esta costumbre es relativamente reciente. Fue instaurada por la Reina Victoria de Inglaterra en 1840. Antes de esa fecha, las novias vestían de cualquier color menos negro o rojo. El rojo tiene muy buena prensa en Rusia. De hecho, la palabra “rojo” en ruso significa “bonito”.

 

6 Colores y estado de ánimo

Leonardo Da Vinci aseguraba que la capacidad de meditación aumentaba 10 veces cuando la persona se exponía a la luz violeta. Quizás por eso se recomienda este color en las bibliotecas y en áreas de estudio.

 

7 El color del dinero

Una de las razones por la que todos los billetes de Estados Unidos son verdes es que en 1850 descubrieron que este tono era el más resistente a los disolventes y el que les presentaba mayores dificultades a los falsificadores. Además de este motivo, la antigua secretaria del Tesoro Mary Ellen Withrow señaló en una entrevista para la revista New Yorker que el verde de los dólares simboliza fertilidad y crecimiento.

Ago 03

Cómo aprender-enseñar Photoshop y no morir en el intento

By admin | digital , diseño , formación , psicología , recomendado , recursos humanos

La dificultad básica del aprendizaje de Photoshop radica en que requiere conocimientos y habilidades complejos y en gran medida secuenciales. Exige constancia, comprensión de conceptos teóricos y al mismo tiempo requiere un dominio práctico de numerosas herramientas.

Entre los conceptos teóricos que hay que aprender están nada menos: composición, encuadre, teoría del color, luces, uso de filtros, comportamiento de capas y máscaras, modos de fusión, perspectiva, distintos tipos de desenfoque, ajustes de tono/iluminación, brillo-contraste, estilos, objetos inteligentes, grupos, filtros inteligentes, HDR, RAW, por no mencionar la resolución, tamaño y peso del documento.

Entre las herramientas que debe ser capaz de manejar el usuario de Photoshop cabe destacar las siguientes: seleccionar, mover, transformar, deformar, hacer trazados, pinceles, máscaras, orden correcto de las capas y  máscaras, uso de la pluma para seleccionar y hacer dibujo vectorial.

Photoshop apela a funciones de motricidad fina, memoria, compresión conceptual y al mismo tiempo a funciones de percepción global y conocimientos estéticos. Requiere ir de lo pequeño a lo grande y de lo grande a lo pequeño y ser al mismo tiempo sistemático y creativo. Precisa planear los pasos y realizarlos, corrigiendo sobre la marcha y aplicando y extrapolando lo aprendido previamente, además de recurrir a la memoria y a la cultura visuales.

Cabra comiendo foto

Cabra de interiores Ebv Unleashed – Realworkhard

 

Dada la amplitud y complejidad de las habilidades requeridas por este software, el principal escollo con el que se puede encontrar el alumno principiante es sentirse abrumado, por lo que es importante que las dosis de frustración que le vayan saliendo al paso sean asimilables. En otras palabras, el profesor o su propio proceso de autoaprendizaje deben dosificar y programar las dificultades de manera cuidadosa y hay que proceder de lo básico a lo más complejo, tanto a nivel conceptual como técnico, repasar a menudo lo visto y asegurarse de que no hay dudas importantes.

Uno de los problemas con los que se puede enfrentar un profesor a la hora de enseñar Photoshop incluso en una clase de nivel homogéneo, es que un mismo concepto y una misma técnica pueden ser más difíciles para un alumno que para otro, en función de su edad, su experiencia y su modo de percepción o su tipología como alumno. Por ejemplo, los alumnos que necesitan comprender el por qué, necesitarán aprender primero qué se pretende con un ejercicio determinado  y en qué pasos  se ha dividido el proceso y cuál es el objetivo de cada paso. Una vez lo entiendan podrán fijarse en el detalle técnico de cada paso y aplicarlo.

Por el contrario, los alumnos más dados a lo experimental y al ensayo-error podrán estar más cómodos simplemente si se les muestran los pasos y los van imitando al mismo tiempo que los muestra el profesor (o el tutorial) y no necesitarán saber qué se pretende ni por qué.

Tanto los alumnos experimentales como los conceptuales son capaces, en cierto momento de su aprendizaje, de tratar de llegar a un resultado final que se les muestre a partir de pasos diseñados y realizados por ellos mismos, es decir, de manera autónoma.

 

Leopardo Fractal, de adisstudiotd0

Leopardo Fractal – adisstudiotd0

El proceso mental de un tipo y otro de alumno diferirá ligeramente: el experimentador probablemente no será capaz de explicar con precisión sus pasos y acciones (ni tampoco de verbalizar con precisión sus dificultades, aunque sí podrá mostrarlas), mientras que el alumno conceptual podrá explicar con precisión lo que quiere hacer y cómo lo está haciendo y también podrá verbalizar los problemas que se ha encontrado, pero seguramente dé algunas vueltas innecesarias en el proceso (vueltas que le ahorrarán tiempo en siguientes proyectos si ha estado lo bastante relajado y atento para aprender de ellos; los conceptuales tienen mucha capacidad para extrapolar conocimiento) y probablemente haga preguntas que parezcan rebuscadas o absurdas porque su cabeza necesita comprender la lógica total del sistema incluso para adentrarse únicamente en una pequeña parcela del programa (el conceptual necesita conocer las texturas de las cosas, mientras que al experimental le basta con saber los pasos o con que le dejen recorrerlos por su cuenta).

La buena noticia es que por su naturaleza visual e inmediata, Photoshop se ve beneficiado de un enfoque experimental: la afirmación de que sólo probando se aprende es más cierta si cabe en esta área y hay muchísimos casos de usuarios expertos de este programa que son autodidactas. Sin embargo, para formar a buenos diseñadores gráficos, además del manejo mecánico de las herramientas y funciones, también es necesario garantizar la comprensión conceptual de algunas nociones compositivas o plásticas, para evitar eso que todos hemos visto: retoques gráficos impecables a nivel técnico y espantosos o absolutamente innecesarios o contraproducentes.

En otras palabras, es muy importante aprender cómo hacer en Photoshop, pero también lo es aprender cuándo conviene hacerlo y por qué.

Jul 18

Primera regla del buen publicista: aprende a mirar

By admin | comunicación , diseño , psicología , publicidad , recomendado , sociedad

En su libro “Seducing Strangers”, Josh Weltman, uno de los asesores de la serie Mad Men, y publicitario durante 25 años sostiene que una de las habilidades imprescindibles para todo publicista, guionista o para cualquiera que se gane la vida persuadiendo a otros es la de ser capaz de percibir la imagen completa o “big picture” de lo que se tiene entre manos. En otras palabras, sólo se puede seducir a alguien si sabes qué quiere y para averiguarlo es necesario desarrollar una forma determinada de mirar el objeto a analizar, ya que ni los clientes que encargan campañas ni los consumidores a los que van dirigidas suelen saber exactamente qué quieren.

Cubierta del libro de Josh Weltman

Cubierta del libro de Josh Weltman

La idea de la importancia de la “big picture” o imagen de conjunto le salió al paso a Weltman cuando estudiaba Artes plásticas y un profesor impuso a la clase unas restricciones físicas a la hora de dibujar a una modelo que estaba posando. Estas restricciones les obligaron a ir describiendo la figura desde las líneas maestras, masas y fuerzas principales y solo después ir deteniéndose en detalles más pequeños. Ese día el consultor publicitario de la serie “Mad Men” comprendió que para obtener una buena imagen de conjunto hay que alejarse (“to step back”) un par de pasos del problema a tratar (del cuerpo a dibujar, del capítulo de la serie a diseñar, de la solución que estamos buscando) e ir trabajando de fuera a adentro, desde el conjunto hasta los detalles, mediante aproximaciones sucesivas.

El objetivo de este alejarse unos pasos es conseguir ver con ojos nuevos el problema, sin aplicarle los nombres de las partes que ya conocemos (mano, pie, brazo en el ejemplo del dibujo) ni el conocimiento y prejuicio previos sobre estas partes y su forma de relacionarse entre sí. Así, sostiene Weltman, si el pintor o el publicista se centran primero en los grandes bloques/relaciones/fuerzas/masas que perciben desde dos pasos más atrás de su posición habitual y después, progresivamente, van localizando y describiendo el brazo, el codo, el hombro y el cuello de la modelo etc, su retrato será más preciso y auténtico.

Para seducir en publicidad hay que conocer lo que quiere el cliente y para eso hace falta una big picture o imagen de conjunto.

La opción contraria, es decir, intentar “dibujar” de la forma tradicional suele ser problemática porque uno tiende a aplicar su “enciclopedia” de dibujo, de anatomía o de lo que se trate sin darse cuenta, y esos nombres y esas etiquetas de las cosas (brazo, pecho, vientre, hombros…) impiden al pintor observarde nuevas” la realidad única que tiene delante [1].

En otras palabras, en la forma tradicional de observar y dibujar, el pasado (el contexto) nubla la correcta percepción del objeto que estamos observando en el presente. Algo parecido esgrimía Betty Eduards en su libro “Aprender a dibujar con el lado derecho del cerebro”/ Drawing on the Right Side of the Brain, cuando aconsejaba que a la hora de copiar a mano un dibujo pusiéramos el original al revés, para que no pueda ser reconocido por nuestra “enciclopedia” mental y así obligarnos a ver esa imagen con ojos limpios en lugar de imaginar lo que estamos viendo.

drawing on the right side of the Brain

Lo curioso de la aplicación del esquema de la “big picture” es que además de la evidente transición de global a específico añade otro desplazamiento en este eje global-específico o estructura-textura a un nivel más profundo. Por un lado, es claro que el pintor parte de una visión global (hemisferio derecho) para después ir a los detalles (hemisferio izquierdo), es decir de la estructura a la textura (de la figura general, el “encaje”, las masas de tono, a los detalles de partes concretas del cuerpo, tamaño, forma, luces y sombras). Pero al mismo tiempo, el secreto para que esta transición funcione es que la estructura elegida contenga dentro de sí ciertas dosis de detalle, cierto ADN de textura.

Para obtener una buena imagen de conjunto hay que alejarse un poco del problema a tratar e ir trabajando de fuera a adentro, por aproximaciones sucesivas.

Dicho de otro modo, para que nuestro encaje inicial o nuestra visión de conjunto, sea relevante y precisa, los rasgos generales de nuestro dibujo/problema deben ser significativos y peculiares, tienen que ser en cierta manera textura, detalle y no categoría global. En otras palabras, nuestra visión de conjunto debe ser lo bastante detallada para caracterizar a ese individuo y distinguirlo de otros (en el ejemplo de la modelo, diferenciarlo de otras modelos en otras posturas, con un cuerpo esencialmente distinto).

La técnica del paso atrás y la imagen de conjunto se pueden aplicar con éxito a la publicidad y a la escritura de guiones de televisión. De hecho, Weltman comenta que Matt Weiner, el productor de la serie, se reunía al inicio de cada temporada con su equipo de escritores y productores para hablarles de lo que él pensaba que les iba a suceder a los personajes principales, lo que ocurría en el país en esa época y de qué forma aquello afectaba a la vida de los personajes.

La técnica del paso atrás y la imagen de conjunto se pueden aplicar con éxito a la publicidad, a la escritura de guiones de televisión y a muchas otras áreas.

Después, se separaban y cada uno se ponía a pensar sobre esa imagen global y esperaba a que diferentes “siluetas” emergieran. Días más tarde volvían a reunirse y cada uno traía diez ideas que leía en voz alta (las ideas podían ser imágenes, palabras, una historia completa o una escena que necesitaba un final). Al final del día, escritores, productores y asesores resumían sus ideas en dos o tres palabras y las escribían en pequeñas fichas que pinchaban en la pared.

Seducing Strangers. How to Get People to Buy What You’re Selling. [Seducir a desconocidos. Cómo conseguir que la gente compre lo que vendes] Workman Publishing New York, 2015 180 pag; 29€.

————

[1] As I swung my chalk on a stick and used broad strokes, I could mark down on the paper only the big things with no names that were unique to the pose –the masses and tensions and weights and shadows and folds of flesh that were part of neither the leg nor the torso. I saw only what was actually in front of me, not what I thought to be there. [Weltman, p. 18]

 

Si te ha interesado este artículo, seguramente te interesen también estos.

Jun 14

10 citas sobre enseñanza / aprendizaje

By admin | formación , psicología , recomendado , recursos humanos

A continuación recojo diez citas sobre enseñanza, aprendizaje y educación que me parecen especialmente inspiradas e inspiradoras. Proceden de distintas épocas y países.

 

Dime y lo olvido; enséñame y lo recuerdo; involúcrame y lo aprendo. Benjamin Franklin

 

Muchos estudiantes toman al estudio como un líquido que hay que tragar, y no como un sólido que debe masticarse. Luego se preguntan por qué proporciona tan poco nutrimento real. S. Harris

 

Antes de casarme tenía seis teorías sobre el modo de educar a los niños. Ahora tengo seis hijos y ninguna teoría. John Wilmot

 

Siempre que enseñes, enseña a la vez a dudar de lo que enseñes. José Ortega y Gasset

 

Nunca he encontrado una persona tan ignorante de la que no pueda aprender algo. Galileo Galilei

 

Personalmente siempre estoy dispuesto a aprender, aunque no siempre me gusta que me den lecciones. Winston Churchill

 

Me lo contaron y lo olvidé; lo vi y lo entendí; lo hice y lo aprendí. Confucio

 

Si das pescado a un hombre hambriento, le nutres una jornada. Si le enseñas a pescar, le nutrirás toda la vida. Lao-tsé

 

Educar a un niño no es hacerle aprender algo que no sabía, sino hacer de él alguien que no existía. John Ruskin

 

Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir no cuando es no. Gabriel García Márquez

 

¿Conoces alguna otra cita interesante sobre este tema? Compártela dejando un comentario en la sección “Leave a Reply”, en el pie de página.

May 29

La determinación de los pioneros

By admin | psicología , recomendado , recursos humanos , sociedad

Repasando la biografía de muchos investigadores y pioneros de distintas áreas descubrimos que uno de sus mayores motores fue su propia necesidad o sus propias limitaciones. La debilidad física y el asma de Joseph Hubertus Pilatus (creador del Pilates), los problemas de voz del creador de la Técnica Alexander, la adicción al tabaco de Walter Mischel, catedrático de Columbia de Psicología, creador del experimento de la golosina y de estudios sobre la gratificación pospuesta, por no mencionar al  autor del exitoso “Es fácil dejar de fumar si sabes cómo” Allen Car, o las dificultades que encontró Bárbara Oakley para reinventarse como ingeniera tras toda una vida dedicada a la lingüística son claros exponentes de ello.

Pioneros escalando en Canadá

Anuncio del Canadian Pacific Railway, con el Monte Assiniboine y el paisaje de Banff detrás (1917). (Fuente: Wikipedia)

Cada uno de ellos dedicó mucho tiempo y energía en observar, analizar y sacar conclusiones y crear un sistema capaz de permitirles superar sus propios obstáculos y después comunicar de forma comprensible ese sistema a otros.

En un caso parecido se encontrarían todos los escritores que empezaron a escribir como una suerte de terapia para entenderse a sí mismos y entender a su sociedad.

Es lógico que la necesidad o los problemas personales sean el motor para que alguien se ponga a buscar soluciones y el acicate para no parar hasta encontrarlo. Esto nos lleva a un concepto que se está volviendo clave en la psicología y en el área de recursos humanos, el concepto de “grit” o determinación, desarrollado entre otros por Angela Lee Duckworth, porque, ¿qué mejor razón para tener una determinación de hierro que esperar solucionar un problema personal o mejorar en un área importante?

Durante los años que estuvo enseñando matemáticas en una escuela pública de Nueva York, Duckworth observó que más allá del coeficiente intelectual, un predictor del éxito en cuanto a las calificaciones era la determinación, el tener claro tu objetivo e ir a por él.

Busquemos aquello que nos apasiona y pongámonos a ello.

May 24

El talento que se le escapó a Esperanza Aguirre

By admin | comunicación , política , psicología , publicidad , recomendado , sociedad

La cazatalentos de Seeliger y Conde no pudo cazar a un fenómeno emergente llamado Manuela Carmena. Tampoco era fácil adivinar la pasión que iba a despertar de repente entre los jóvenes de la izquierda y el centro en España una jueza emérita de más de setenta años.

¿Qué tiene esta mujer para ejercer tal atracción? Carmena tiene algo que conecta de manera primordial con la gente. Es franca, tiene personalidad, tiene experiencia en gestión y físicamente tiene algo de madre universal, mujer madura, profesional y fiable. Alguien comprometido en la luchar por los derechos humanos y que gusta tanto a jóvenes como a personas mayores. Posee una cara equilibrada pero real (imperfecta), serena pero con carácter y unos rasgos que fácilmente se pueden convertir en un icono. De hecho, ha encandilado a ilustradores y diseñadores gráficos, que han llenado las redes y las calles de Madrid con representaciones de la candidata.

Manuela Carmena dibujo

Cartel realizado por Carmen García Huerta

 

Cuentan quienes la han tratado en juicios que gasta mucho genio, pero desde luego en las tertulias ha hecho gala de una paciencia y de unas buenas formas admirables, y además la firmeza o el genio son cualidades positivas para un político con “cintura”.

Además, ha aparecido en el momento justo en el que no había alternativas claras pero las ganas de cambio empezaban a tomar cuerpo en Madrid y en muchos otros lugares.

Manuela Carmena es un hallazgo por muchas razones. Tiene un perfecto efecto “rompefrenos” de cara al posible votante de Podemos (en el sentido en el que lo definió Juan José Pérez Cuesta): si un ciudadano confiesa “me gustan los chicos de Podemos pero son demasiado jóvenes”, aquí viene Carmena con sus sesenta y tantos; si añade “además, no tienen experiencia” aquí está Carmena con un historial que incluye haber limpiado desde su puesto de jueza muchos rincones oscuros en España; si otro votante señala “me da miedo el hecho de que sean antisistema” el contraargumento es tan sencillo como que una jueza es improbable que sea antisistema.

Carmena a lo Yes we fan

Cartel realizado por el Movimiento de Liberación Gráfica de Madrid con Carmena al estilo Obama

 

Si otro ciudadano dice “seguro que en cuanto los candidatos de Podemos tengan oportunidad se van a corromper”, resulta evidente que esta mujer ha tenido oportunidad de corromperse y no lo ha hecho (alguien mencionará oportunamente que Carmena acabó con las “astillas” o sobornos del juzgado de Plaza Castilla). Para otro votante que sostenga: “estos chicos hablan muy bien porque son profesores, pero tengo muchas dudas de que vayan a saber gestionar”, esta candidata trae en su cartera varias décadas al frente de un juzgado como prueba de su capacidad de gestionar situaciones más que difíciles.

Otro de los hallazgos de Carmena es que no tiene un pasado que se le pueda echar en cara a nivel político. A Carmona se le pueden echar en cara las medidas de los últimos años de Zapatero, los casos de corrupción, a Pablo Iglesias su apoyo al régimen de Venezuela, a Izquierda Unida su simpatía por el régimen castrista, sus tarjetas black en Bankia, sus escándalos de financiación, pero Carmena viene limpia y además habla con entusiasmo de los inicios de la democracia en España y consigue contagiar ese entusiasmo. Viaja en metro, se mueve en bicicleta y sabe escuchar y ponerse en el lugar de las distintas partes de un conflicto.

 

Manuela lo bordaría

Cartel realizado por Raquel Ezquerro

Otro acierto de la campaña en Madrid ha sido formular el voto a Ahora Madrid como la oportunidad de que la capital marque la pauta del cambio al resto de España. A Madrid le gusta ejercer de pionero, convertirse en el germen de la efervescencia como lo fue en los primeros años de la democracia y ese abrir camino puede ser justo lo que necesite la izquierda desilusionada que no suele votar para dirigir sus pasos al colegio electoral.

Si uno no cree que tiene en sus manos el motor del cambio, no hará nada. Este es justo el último freno que ha venido a romper Carmena.

Aquí más gráficos de Ahora Madrid y Manuela Carmena.

Enlace al perfil que escribió Juan Cruz sobre ella, titulado El don apacible

May 23

Dame más golosinas: La senda del autocontrol I

By admin | libros , literatura , psicología , recomendado , recursos humanos , sociedad

¿Puede una golosina predecir el éxito en la vida adulta?

El test de la golosina – Cómo entender y manejar el autocontrol

Walter Mischel Debate. Traducción de Joaquín Chamorro Mielke. 2015 (título original: The Marshmallow Test) 304 págs. 23,90 €

 

portada El test de la golosina

En la década de los 60 se realizó un experimento con niños y golosinas del que seguramente hayas oído hablar. A un grupo de niños de 4 años de la Bing Nursery School, en la Universidad de Stanford, se les dio la opción de comerse una nube (“malvavisco” dicen en Latinoamérica) en el momento, o dos si eran capaces de esperar 15 minutos.

Algunos de ellos lo lograban y otros no. En aquella ocasión no se grabó el experimento, pero en siguientes ediciones sí, y ver el video es muy divertido y muy revelador.

El hallazgo esencial de Walter Mischel fue que los niños con mayor capacidad para posponer la gratificación, años después mostraban mayor éxito profesional, menor tasa de obesidad y de consumo de drogas y tenían menor probabilidad de entrar en prisión. En resumen, su autocontrol temprano estaba asociado a un mayor éxito en la vida.

En sus investigaciones también descubrió que este patrón era común a diversas culturas, ya que en Colombia pasó lo mismo (no te pierdas el video del experimento de Colombia en la Charla Ted de Mischel especialmente la “esnifadora” de los ojos grandes).

Al analizar las estrategias que utilizaban los niños capaces de posponer la gratificación, Mischel descubrió que había dos patrones claros: la distracción y el enfriamiento.

Los niños se distraían mediante monólogos en voz alta, juegos, movimiento corporal, cantando, o bien enfriaban la tentación mediante la reducción de la golosina a algunos de sus rasgos menos tentadores: las nubes se asociaban a nubes de la atmósfera, se fijaban en la forma de la nube más que en su olor o su textura, se le ponía un marco mental a la chuche como si fuera una foto (“las fotos no se comen”, dijo un niño). En otras palabras, el autocontrol se lograba mediante una correcta gestión de la atención y la percepción.

Aunque parecía haber niños con una mayor capacidad innata para resistir la tentación, Mischel y su equipo constataron que es posible mejorar el control de uno mismo mediante técnicas de distanciamiento y enfriamiento. De hecho hasta el Monstruo de las Galletas (Cookie Monster) de Barrio Sésamo (Sesame Street) ha adquirido en los últimos años un considerable autodominio gracias a los consejos del psicólogo de origen austriaco y profesor de la Universidad de Columbia.

Un personaje zampagalletas con un dominio de su apetito pierde parte de su gracia, pero seguro que su nivel de insulina y su salud dental se lo agradecen, por no mencionar las futuras generaciones.

 

May 17

El “okupa” de la formación de adultos

By admin | formación , psicología , recomendado , recursos humanos , sociedad

A partir de cierta edad, cada vez que te apuntas a un nuevo curso o inicias un nuevo aprendizaje, tus clases incluyen un “okupa”. En lugar de aprender ese algo nuevo que tanto te interesa, sea Pilates, diseño gráfico o repostería, lo que percibes con total claridad es el tamaño y la forma de los obstáculos que te impiden aprenderlo. Y lo curioso es que esos obstáculos tienen exactamente tu tamaño y tu forma, porque el principal escollo que se interpone entre tú y eso que tienes tantas ganas de aprender eres tú mismo.

macarron

Lo he comprobado en un curso de diseño gráfico que he realizado hace poco y lo vengo comprobando en mis estudios y autoestudios de inglés desde hace años. En un mundo regido por la formación continuada, cumplidos los treinta, por poco introspectivo que seas, llegas a tener una idea muy clara de lo que se te da bien y una noción más o menos difusa de lo que no se te da bien y por qué. Así que de repente cuando te decides y buscas un hueco para hacer un curso tras el trabajo, el proceso de aprender a ratos sueltos cosas complicadas y con una edad menos receptiva a la novedad te vuelve más consciente de todo lo que se te da mal, o dicho con mayor precisión, de los “escudos” que le pone tu personalidad o tus hábitos al aprendizaje de cosas menos afines a tu proceso mental o más alejadas de tus habilidades.

 

Interior de una clase

 

Si lo anterior te resulta familiar o verosímil, la pregunta que te estarás haciendo será, ¿tiene solución? Y si la tiene, ¿en qué consiste?

Claro que tiene solución, pero ésta variará en función de los “blindajes” o tipos de escudos “antinuevoconocimiento” de cada uno. Puede haber gente cuyo problema sea que analiza demasiado y esto se interponga a la hora de aprender cosas que precisan cierta intuición o cierto enfoque holístico. Otras personas tendrán poca capacidad de análisis y les resultará muy difícil acometer tareas o aproximaciones por pasos. Algunos serán muy teóricos o conceptuales mientras que otros tendrán facilidad para aprender haciendo las cosas con las manos y con el cuerpo y les resultará difícil entender materias abstractas. Las personas visuales seguramente tendrán dificultades para procesar información oral, la gente muy verbal encontrará difícil entender y asimilar cosas que no puede describir con palabras.

Además de lo anterior hay otro factor fundamental que podríamos llamar “percepción ilusoria de obstáculos” y que consiste en que a veces personas a quienes no se le dan especialmente mal algunas cosas (por ejemplo el dibujo o la música) llevan toda su vida arrastrando la etiqueta de ser un negado en ellas, por un error puntual cometido hace años o porque alguien les asignó ese rol en su familia o en el colegio. Y desde luego lo que no ayuda nada es la ansiedad, la necesidad de entenderlo todo a la primera, ni tampoco la baja tolerancia a la frustración (la necesidad de acertar siempre).

En mi caso, como les sucede a muchos editores y traductores, tengo tendencia a quedarme en un plano conceptual, verbal y lógico y a veces me cuesta la parte de retener y poner en práctica y en el orden correcto acciones secuenciales (sí, como esas tan típicas de Photoshop o de Illustrator: seleccionar un punto para poner un botón de ancla, modificarlo; seleccionar un lado de un poliedro, hacerlo rotar, deseleccionarlo etc), así que en mi curso de diseño gráfico tenía que centrarme en practicar y aprender por ensayo-error y controlar mis ganas de explicar para qué servía cada cosa o preguntar en qué consistía cada comando o herramienta. Desde luego, tener una comprensión clara de la función de cada herramienta o de las diferencias entre una imagen vectorial y una tipo “bitmap” (conocimientos conceptuales ambos) me daba una ventaja respecto a alguien que no contara con esa comprensión, pero de poco me servía si luego no era capaz de seleccionar el objeto, la capa o el punto que quería manipular o tardaba minutos en recordar si para esto se usaba la varita mágica o el lazo magnético.

Psicólogos y pedagogos suelen hablar del “efecto Einstellung” (o instalación de un bloqueo), que consiste en que una idea que ya tienes en tu mente te impide encontrar una idea mejor. Parece que a partir de cierta edad fuéramos por la vida subidos en nuestros “efectos Einstellung” y nos fuésemos tropezando con todo lo que pillamos por delante.

Lo que a mí me ayudó y puede ayudarte también a ti es respirar hondo, tomártelo con calma y buen humor y estar dispuesto a practicar y equivocarte unas cuantas veces sin que esto te afecte. Intentar que el plus de autoconocimiento que te da la edad juegue a tu favor y no en tu contra y usar la imaginación para encontrar formas alternativas para hacer lo mismo o para pensar proyectos apetecibles que te obliguen a poner en práctica lo que has aprendido, porque al final las cosas se aprenden básicamente a base de hacerlas una y otra vez y lo único imprescindible para mejorar es tener paciencia y estar motivado.

Da un par de pasos hacia atrás para ganar un poco de perspectiva y mira lo que tienes delante con un poco más de calma. Seguro que lo haces mucho mejor. Y pronto serás un experto en Pilates, diseño gráfico o repostería (o puede que no, pero sabrás que no es el fin del mundo).