Category Archives for "psicología"

ilustración de la idea de buyer personas
May 22

Las “buyer personas” y el anuncio de ‘Cocacola para todos’

By admin | analítica web , digital , economía , estadística , negocio , psicología , publicidad , recomendado

Quizá recuerdes aquel anuncio de Cocacola de hace unos años en el que una voz con acento argentino decía: “para los altos, para los bajos…” y terminaba enumerando todas las tipologías humanas imaginables y relacionándolas con aspectos del refresco de cola y su envase.

 

 

Como has podido ver en el video, la frase final era “Para todos“. Pues bien, ese enfoque generalista cada vez funciona menos a nivel comercial. El producto o servicio igual para todos ha perdido vigencia en un mundo con una oferta muy diversificada y desde hace unos años se viene trabajando con perfiles de compradores o “buyer personas“.

Buyer personae, ¿y eso qué es lo que es?

Jeff Sauro define a las personas como clientes ficticios creados a partir de datos reales obtenidos mediante análisis de segmentación de clientes, investigación etnográfica, encuestas y entrevistas [“fictional customers based on real data obtained from customer segmentation analyses, ethnographic research, surveys, and interviews”; Customer Analytics for Dummies p. 61].

Como señala Sauro, el cometido de una persona es ayudar a centrar el desarrollo de producto y los esfuerzos de marketing en las necesidades reales del cliente y en sus objetivos, más que en datos demográficos abstractos. Para hacer más realista a las personas se les ponen nombres y se hacen fotos o incluso se hacen reproducciones en cartón a tamaño real. Como explica Sauro, aunque las personas de la foto no son reales, los detalles sí deberían serlo: sus objetivos y características deberían representar las necesidades reales de un grupo de clientes más amplio.

 

Las buyer personae son perfiles con ciertas características

Las buyer personas son perfiles de clientes con ciertas características

 

Ejemplos de ‘buyer personas’ y cómo se construyen

El ejemplo que recoge Jeff Sauro es el de los tres perfiles más frecuentes de usuarios de las web de empresas de automóviles: por un lado están los fanáticos de los coches, por otro los padres con hijos y para terminar los jóvenes profesionales que simplemente necesitan un coche y a los que les agobia el proceso de elegir un modelo en concreto. Cada uno de ellos tienen necesidades y expectativas distintas, no sólo respecto al producto en sí (el coche en este caso) sino también respecto al tipo de información y de interacción que buscan con las marcas. El objetivo es ser capaces de darles a cada una de esas personae lo que necesitan y esperan, sin abrumar ni aburrir al mismo tiempo al resto de perfiles de compradores.

Es muy importante que la información que se utilice para crear las personas no sea inventada ni se base en opiniones. Al contrario, como señala el autor del libro mencionado, “personas concentrate on what a user does, what frustrates him, and what makes life a bit easier. A good persona is a narrative that describes a person’s typical day and experiences, as well as skills, attitude, background, environment, and goals. Personas identify the motivations, expectations, aspirations and behaviours common to a large segment of customers.” [op. cit. pag 66]

Conclusión

Así pues, a modo de resumen, las buyer persona identifican las motivaciones, expectativas, aspiraciones y comportamientos que son comunes a un amplio segmento de clientes, con el objetivo de que en el diseño de productos o servicios de una determinada empresa se pueda dar prioridad a las características más apreciadas por la mayor parte de sus clientes actuales o potenciales. La información que aporta el conocimiento de las buyer personas es muy valiosa también para optimizar los activos digitales de cada empresa, ya que las necesidades y expectativas de los cliente influyen de manera determinante en la forma que tienen de interactuar con las web y las redes sociales de las empresas, el tipo de contenidos que consumen, el tipo de códigos que manejan y sus hábitos en general.

 

Más artículos sobre aspectos de Marketing online:

 

Plaza de toros
Feb 15

Niños en capeas: De qué hablamos cuando hablamos de riesgos

By admin | comunicación , estadística , formación , psicología , recomendado , redes sociales , sociedad

Hace unos días, la publicación en redes sociales de una foto de Fran Rivera toreando una becerra con su hija de cinco meses en brazos produjo un gran revuelo. Lo que en el mundo taurino es una práctica bastante común y aceptada (a Fran Rivera también se lo llevaba su padre como acompañante) despertó la indignación de mucha gente por el peligro que comportaba para el bebé. De hecho, la Fiscalía de Menores de Sevilla intervino a instancias del Defensor del Menor, considerando que se había sometido a la niña a un riesgo innecesario.

Lo que me interesa del caso no es la polémica en sí, sino la contestación que Fran Rivera dio los periodistas tras declarar ante el Defensor del Menor y la Fiscalía. Según cita El Periódico, “Rivera ha insistido en que la vida de su hija Carmen, de cinco meses, ‘no corrió peligro jamás’. ‘Quien piense así es un trastornado y un chalado’ (…) su larga experiencia como matador de toros le capacita para saber si había riesgo alguno en una capea controlada con una becerra de pequeña envergadura. ‘Corre más riesgo mi hija cuando va en la mochilita y voy andando por la calle, que me puedo caer de boca, que toreando‘, ha insistido”.

 

Imagen de tres toros en el campo

Toros en el campo (foto de 13delf2 a través de Pixabay)

La rotundidad de la frase del torero y la rotundidad de la reacción de los antitaurinos muestra algo que los estudiosos de la estadística (véase Kahneman y Huff) no se cansan de señalar: el carácter no intuitivo de la Ciencia Estadística, lo fácil que resulta malinterpretar las probabilidades de ciertos sucesos en la vida cotidiana. El ser humano medio suele introducir todo tipo de filtros y sesgos a la hora de evaluar las probabilidades, porque en nuestro razonamiento mezclamos observaciones reales con emociones y le damos carta de naturaleza a ocurrencias poco frecuentes, falsas o que no se pueden demostrar.

Fran Rivera y la campana de Gauss

Las declaraciones de Rivera sobre que su hija ‘no corrió peligro jamás’ son erróneas desde una perspectiva de lógica estadística. Torear en una capea con un bebé en brazos, independientemente de la pericia del torero o de su amor por su vástago, es una actividad sometida a la influencia de factores aleatorios como la falta de atención repentina, un posible viento que le ciegue momentáneamente, un error al colocar el pie o el efecto del estado de ánimo… factores recogidos en la curva del error o campana de Gauss. En otras palabras, cuando un torero se enfrenta a un toro o una becerra, su pericia nunca es garantía total frente a los accidentes, ya que el toro también entra en el juego y también influye el azar. Dicho de otro modo, no existe la fiabilidad total de ningún profesional, sea el que sea. De hecho, cualquier actividad implica un cierto grado de riesgo, por más precauciones que queramos tomar.

Por otra parte, está claro que Rivera estaba hablando de una manera emocional y en un momento con una gran carga afectiva (tras la polémica y tras declarar en un juicio), por lo que evidentemente no se podía esperar de él una conclusión con validez científica. Esa misma carga emocional fue la que le llevó a descalificar como “trastornados” y “chalados” a quienes sostenían que su bebé había corrido un gran riesgo durante la capea.

Objetivo: Factchecking

Mi intención inicial al preparar este artículo era realizar un “factchecking” en términos estadísticos de las declaraciones del torero, es decir, calcular el riesgo de un bebé en brazos de su padre en una capea y compararlo con el que corría ese mismo bebé suspendido en la mochila colgada de su padre mientras pasean por la calle para averiguar cuánto había de cierto o de falso en las afirmaciones del torero. Ver cuánta “verdad estadística” había en aquellas palabras, más allá de la carga emocional del momento.

Mi investigación sobre cómo se debería hacer este “factchecking” fue larga y no resultó concluyente. Consulté a varios expertos en Estadística, Sociología y métodos de investigación cuantitativa (ver final del artículo) que me dieron pistas sobre enfoques parciales para este caso y que al mismo tiempo me señalaron lo difícil que era localizar datos fiables sobre situaciones como ésta.

 

Padre con su hija en una playa

Padre con su hija en una playa (foto de sarahbernier3140 via Pixabay)

Lo que pude concluir de mi investigación fue que el enfoque a aplicar aquí era el caso de probabilidad estadística, que debería contemplar el riesgo corrido desde el pasado hasta ahora de padres toreros en capeas con niños en brazos. El cálculo se debería realizar dividiendo los accidentes de Rivera (o de otros) entre el total de veces en que haya tenido lugar esta “situación”, pero este cálculo tropezaba con la dificultad de encontrar datos estadísticos de las capeas realizadas en España en un periodo determinado (y más concretamente de las capeas realizadas con niños) y también con la imposibilidad de disponer de estadísticas fiables de capeas con niños en las que haya habido accidentes.

Un experto en análisis estadístico al que consulté me propuso para mi “factchecking” una comprobación parcial en términos de lógica estadística.

Para este “amigo de los números”:

La declaración del torero es una falacia argumental que no se sostiene bajo ningún concepto, a menos que:

(1) Fran Rivera sea muy torpe andando por la calle.

(2) La mochila en la que lleve a la niña esté llena de fuegos artificiales.

(3) Fran Rivera hable de andar por una calle de Afganistán.

En mi opinión, el torero sólo estará en lo cierto en el caso de que alguna de estas tres premisas sea cierta.

 

Es decir, este analista dividía las posibles fuentes de riesgos de la situación “padre torero paseando por la calle con bebé en mochila” en tres bloques principales, su destreza física, su mochila y la seguridad media de la vía pública transitada y contemplaba en qué casos estos factores de riesgo podían arrojar valores anormalmente altos para justificar un riesgo anormalmente alto para una actividad cotidiana que en el contexto occidental se suele considerar como (razonablemente) segura. Su conclusión en términos lógicos era que la afirmación de Rivera era falsa, pero no lo podía demostrar numéricamente.

Un riesgo incalculable

Tras consultar a varios expertos y diversa documentación, constaté que las herramientas estadísticas a mi alcance no me permitían comprobar mediante cálculos si Fran Rivera estaba en lo cierto o no. Mi análisis me había dejado como conclusión la etiqueta de “Riesgo incalculable por la imposibilidad de contar con un conjunto de datos suficiente” por la dificultad de contar con los datos estadísticos sobre capeas y e incidentes en estas.

Pero en realidad, el callejón sin salida al que parecía haber llegado mi “factchecking” no era tal. El error estaba en  tratar de analizar las declaraciones del torero y la indignación de sus detractores desde una perspectiva meramente estadística, olvidando la vertiente psicológica y emocional de los sujetos.

Riesgos necesarios y evidencias lógicas

En realidad, cuando los defensores del “toreo con bebé” y los contrarios a esta práctica discutían, no tenían en mente el riesgo real sino el riesgo planteado en términos psicológicos. Así, como me indicó el catedrático José Luis Dader, cuando nos planteamos la pregunta “¿qué es más peligroso, que el torero con su niño en brazos toree una vaquilla, una madre deje a su bebé durmiendo solo en casa mientras se ausenta una hora para hacer un recado, o que Michael Jackson se asome por un balcón sujetando a su niño sobre el vacío?”, en realidad lo que estamos evaluando es la pertinencia o no de someter a un niño a diversas situaciones que implican un riesgo y no tanto el grado de riesgo en sí.

En este sentido, argumentaba Dader en su contestación a mi consulta, “hay riesgos que pueden tener evidencia lógica o evidencia científica sin que tengan por qué someterse a medición estadística; es más, que por su alto grado de rigor lógico o evidencia científica quizá nadie se atrevería a someter a prueba empírica. Por ejemplo, ¿qué riesgo estadístico supondría para la salud de un bebé enviarle al próximo vuelo espacial a la luna?, ¿o qué riesgo tendría administrarle todos los días una cucharadita de whisky de malta gran reserva a lo largo de los próximos dos años de su vida? En el primer caso la ciencia tiene suficientemente confirmado el peligro como para ni intentarlo (mientras los avances científicos no hagan que ese viaje sea seguro). En el segundo, puede que el riesgo para su salud sea mínimo pero por razones éticas nadie realizaría el experimento”.

Factores psicológicos

Efectivamente, las dos posturas enfrentadas en la polémica “torear o no con bebé” se explican más desde factores psicológicos que desde factores estadísticos. Una persona acostumbrada a enfrentarse a diario a un animal de doscientos kilos y con grandes cuernos tiende lógicamente a minimizar su percepción del riesgo de la actividad taurina, como un mero mecanismo de adaptación a su día a día. El afán de reducir su disonancia cognitiva hace que “racionalice” el riesgo que corre, minimiza su importancia.

 

Bebé jugando con su osito

Bebé jugando con su osito (Foto de cherylholt vía Pixabay)

Por otra parte, los padres y las madres que cada vez que cogen el coche con la familia tienen que acomodar a su niño en la cara y aparatosa silla preceptiva en el asiento de atrás, so pena de llevarse una buena multa (y de incrementar el riesgo de daño en caso de accidente, según han demostrado los estudios) o que cubren los enchufes de la casa con protectores o que ponen barreras en las ventanas y balcones para evitar caídas, se han acostumbrado a focalizar su atención en los riesgos reales que comporta la vida normal de un niño occidental y tienen asumido que su papel como padres responsables es esforzarse por reducir los riesgos cotidianos de sus hijos.

El proceso mental-emocional de la persona urbana media que se indignó con las fotos de Rivera toreando con su bebé en brazos fue: torear con un bebé en brazos es un disparate y algo innecesario, mientras que caminar por la calle es una actividad necesaria para una vida normal y supone un riesgo bastante bajo.

Conclusión

La conclusión más importante que extraje de mi proceso de comprobación fue que cuando uno quiere verificar la afirmación de un sujeto, lo primero es establecer con claridad “de qué hablamos cuando hablamos de…”, es decir, a qué se refiere realmente el sujeto X al hablar de A, y qué entendió Y por A para contestarle B, porque en todo proceso de comunicación humana con una fuerte carga emocional y altas dosis de polisemia y ambigüedad, a menudo cuando creemos estar hablando de A resulta que estamos hablando de Z.

Mi agradecimiento a Miguel Ángel de la Torre, Kiko Llaneras, José Luis Dader y a G. C.  por su orientación y sus referencias, que me resultaron imprescindibles para preparar el artículo.

—-

Libros recomendados:

 

Para recibir las actualizaciones del blog en tu correo puedes suscribirte abajo a la derecha.  

Póster con el significado de las siglas MOOC
Ene 08

Mi experiencia con un curso MOOC (III)

By admin | 2.0 , digital , formación , psicología , recomendado , redes sociales

Póster con el significado de las siglas MOOC

Significado de las siglas MOOC (Mathieu Plourde -CC BY 2.0 via Commons)

Hay probadores de coches, de videojuegos, de apps y de todo lo imaginable, así que hace unos meses se me ocurrió que por qué no hacer las veces de probadora de cursos MOOC y combinar mi experiencia como guionista de contenidos de e-learning y diseñadora instruccional con un punto de vista interno de alumna neófita en el fenómeno de los cursos masivos abiertos online. La oportunidad perfecta para el “experimento” llegó con un curso sobre el aprendizaje: “Learning How to Learn- Powerful Tools” de la Universidad de California en San Diego.

Página de presentación del curso "Learning How to Learn"

Página de presentación del curso “Learning How to Learn”

Inicio del curso

En la primera y segunda parte de la serie sobre estos cursos masivos os hablé sobre las tres primeras semanas. En el artículo de hoy me ocuparé de la 4ª semana. La 4ª y última lección del MOOC “Learning how to Learn” de Barbara Oakley la hago en dos partes. La primera la tarde del domingo, último día, tras intentar infructuosamente arrancar el ordenador varias veces durante toda la mañana, en modo seguro y en modo normal. Por fin por la tarde el ordenador vuelve a la vida y hago toda la primera parte seguida, y me propongo terminar la segunda parte el lunes por la mañana, aprovechando que el curso aplica por defecto la hora del Pacífico, lo que me da unas 9 horas de margen (el deadline es el día 12 lunes a las 9 horas de la mañana hora de Madrid, es decir GTM +1).

Semana número 4

La 4ª  lección sigue la tónica del resto. Como siempre, tres días antes de la fecha límite del domingo me habían mandado un recordatorio, pero esta vez además me han enviado un correo ofreciéndome ser mentora, de alumnos hispanohablantes, o angloparlantes. Ignoro si todos los alumnos reciben este tipo de invitaciones o si solo las reciben quienes tienen determinada nota (en mi caso, hasta este momento, he sacado 10/10 en los test finales de cada lección).

Portada del libro de Barbara Oakley en su versión original

Portada del libro de Barbara Oakley en su versión original

Detrás de los bloques principales de teoría han incluido como en el resto de lecciones un breve resumen que ayuda a fijar las ideas e inmediatamente después te fuerzan a “recuperarlas” en tu memoria con un pequeño cuestionario. El último test recoge de nuevo algunas preguntas de semanas anteriores para asegurarse de que siguen activas en la memoria del alumno. Obtengo un 24/24. Me doy una palmadita virtual a mí misma como forma de gratificarme por mi esfuerzo (uno de los puntos en que insiste el curso es el de reforzar los hábitos positivos; por ejemplo, tras practicar la “técnica del pomodoro”) y pienso que debería buscar hueco para explorar la bibliografía y los recursos complementarios, así como para terminar de leer el libro “Abre tu mente a los números” de Barbara Oakley.

Hasta aquí la parte “formativa”, pero aún me faltaba la parte de la certificación que os contaré próximamente.

Serie sobre los cursos MOOC:

 

Dic 15

Época azul: The Closer y la estadística

By admin | comunicación , estadística , psicología , recomendado , televisión

Si pintores como Picasso tenían sus épocas azules y rosas, los blogueros y escritores tenemos nuestras “epo-series”, es decir, momentos de fascinación transitoria por alguna producción televisiva que filtra nuestra forma de percibir el mundo y desata entusiasmos momentáneos.

En mi caso, hace años tuve una época CSI (gotas gravitacionales; AFIS y CODIS) con subépocas por ciudades, después experimenté un momento Life (“todo está conectado”, aquel mural lleno de fotos y la obsesión por la fruta fresca) y más tarde una temporada Homeland (pastillas, sangre, aviones, secretos y versiones) que dio paso a una intensa época Mad Men, para después desembocar en un tiempo House of Cards. Ahora, definitivamente, estoy en plena fase The Closer.

 

Cartel de "The closer"; atención al juego de palabras con "cross"

Cartel de “The Closer” que incluye un juego de palabras con “cross”, que significa “cruzar” y también “enfadar”

 

La serie creada por James Duff y protagonizada por Kyra Sedgwick ha sido una de las ficciones norteamericanas por cable con mayor índice de audiencia en EEUU. The Closer se llama así porque hace referencia a los agentes que cierran los casos al conseguir confesiones, como acostumbra a hacer la temperamental Subjefa Johnson. El secreto de la serie está en que posee tramas y enfoques variados e interesantes y por el peso que da a la relación entre personajes con bastante “carne” y gracias también al magnífico casting (listado de los capítulos de las 7 temporadas).

“Fate Line”, el capítulo de la cuarta temporada que vi hace unos días en Divinity es un ejemplo magnífico para explicar la base teórica de la estadística: la hermana del novio de la subjefa Johnson es “intuicionista” y tiene una serie de visiones sobre un caso (otoño anaranjado, un río, un tren, una moto…) a las que inesperadamente el inspector Tao, experto en informática y persona normalmente muy meticulosa, otorga credibilidad y va encajando a posteriori.
El capítulo explica muy bien cómo el foco del crédulo da relevancia a unos elementos frente a otros y ensancha el significado de las predicciones para que encaje en la versión final a la que se ha llegado siguiendo las pruebas del caso (fragmento del capítulo en vídeo;  detalles sobre el argumento aquí).

Pues bien, la estadística intenta precisamente evitar la intrusión de las expectativas, creencias y los miedos del observador en el análisis. Se trata de ponérselo más difícil a las “intuicionistas” y los inspectores Tao del mundo para que no nos den gato por liebre al investigar casos policiales o al realizar o interpretar un sondeo electoral.

 

¿En qué “epo-serie” vives tú? ¿Eres de los que se apasionan con las series? ¿Has aprendido algo con alguna?

Cuenta tu punto de vista en un comentario.

 

También te puede interesar:

Escena de comecocos con dos envolturas de queso minibabybel
Nov 19

Cómo saber si estás obsesionado con el diseño gráfico (I)

By admin | comunicación , digital , diseño , humor , psicología , publicidad , recomendado

Algunas profesiones o actividades, sobre todo si son vocacionales, marcan de forma muy visible a quienes se dedican a ellas. Ilustradores, maquetadores, fotógrafos, diseñadores gráficos, creativos y dibujantes suelen desarrollar algunos hábitos muy concretos respecto a lo que ven, a su manera de percibir y respecto a la forma en que interactúan con lo que observan.

Los siguientes diez síntomas te ayudarán a determinar si es este es tu caso y estás obsesionado con el diseño gráfico.

 

1 Ves histogramas por todas partes.

 

Logo de Teatros El Canal en puerta de cristal

Logo de Teatros El Canal en la puerta de acceso

 

2 Cuando ves nubarrones grises, en lugar de coger un paraguas, piensas “qué degradado más chulo”.

 

Atardecer rosado con nubes grises

Atardecer rosado con nubes grises

3 A menudo te dices a ti mismo que la vida sería más sencilla si los comandos de copiar y pegar se pudieran usar en el mundo real.

4 Cuando ves un fondo de escritorio bitmap te preguntas de qué banco de imágenes lo habrán sacado y qué filtros lleva.

5 Si ves una taza de leche lo primero que piensas es “ese balance de blancos…”.

Tazas con líquidos blanquecinos

Foto tomada con flash de tazas con líquidos blanquecinos

 

6 Ves destellos por todas partes, como los de Illustrator.

7 Para ti edredones y cojines son simplemente superficies cubiertas de diseños geométricos más o menos acertados.

 

Detalle de motivos geométricos de color en un cojín

Detalle de motivos geométricos de color en un cojín

8 Cuando ves algunas fotos tuyas, de familiares o amigos piensas “lástima de desenfoque gaussiano”.

 

9 Una simple mancha de café se convierte en una circunferencia con gotitas casi fractales o incluso en una célula bajo un microscopio.

Mancha de café con efecto viñeta

Manchas de café con efecto viñeta

 

10 Sabes que cualquier situación cotidiana esconde personajes del mundo del diseño gráfico deseosos de que los liberes.

 

Escena de comecocos con dos envolturas de queso minibabybel

Escena de comecocos con dos envolturas de queso minibabybel

Nov 11

Mi experiencia con un curso MOOC (II)

By admin | 2.0 , comunicación , digital , formación , Idiomas , inglés , psicología , recomendado , recursos humanos , redes sociales , traducción

En este post os contaba la primera parte de mi experiencia con un curso MOOC (curso online masivo y gratuito) de Coursera llamado “Learning How to Learn” sobre técnicas para mejorar el aprendizaje, impartido por la Universidad de California en San Diego, bajo la dirección de Barbara Oakley y Terrence Sejnowski. He querido conocer de primera mano en qué consisten estos cursos y contrastar mi experiencia como alumna con lo aprendido en mis años de editora de cursos online, asesora pedagógica y diseñadora instruccional. He aquí la segunda parte de mi “viaje”.

 

Página de presentación del curso "Learning How to Learn"

Página de presentación en español del curso “Learning How to Learn”

Lecciones segunda y tercera

La segunda y la tercera lecciones del curso las hago con retraso, por circunstancias personales. La flexibilidad de los MOOC puede ser al mismo tiempo su mayor ventaja y su mayor inconveniente para alumnos poco organizados o poco constantes.
A mitad de semana, el alumno recibe un recordatorio de que le quedan unos días para completar la siguiente lección a través de un correo con un asunto como: “Week 2 deadline approaching quickly”. El tono del email es cordial y motivador y el correo incluye un enlace al curso dentro de un botón de llamada a la acción (CTA, Call to Action) para evitar que tengas que buscar la url en tus favoritos o en tu buscador.

Si pasado el domingo no completas las tareas de la semana, recibes un correo con un asunto del tipo: “Week 2 deadline has passed” (la fecha límite de la semana 2 ha pasado). El correo de deadline para la lección 2 se me ha quedado sepultado bajo decenas de correos, pero sí leo el de la lección 3, en el que me comentan en tono cordial que la fecha límite para las tareas de la semana 3 fue el día anterior pero que aún puedo “catch up”. Me recuerdan la fecha límite para entregar las tareas de todo el curso y me indican que pasada esa fecha no admitirán tareas. Me animan a ponerme al día y terminan el correo con un “You can do it!” justo antes del call to action con el enlace al curso.

Fechas límite y motivación

Analizado en términos de persuasión y retórica, el texto del correo me llama al orden pero al mismo tiempo me motiva y me pone fácil “reengancharme” al curso, tanto en un plano emocional como en el práctico. El resultado es que busco un hueco para completar la lección 2 y la completo con éxito (obtengo un 12 sobre 12), aunque esta vez he tenido que ver más de una vez alguno de los videos porque se me escapaban algunos conceptos, debido a que el material de esta parte no lo había leído en el libro base del curso en español (“Abre tu mente a los números- Cómo sobresalir en ciencias aunque seas de letras”) y también por culpa de las interrupciones mientras escuchaba los videos.
Antes de completar la lección 2 he revisado brevemente la bibliografía y el contenido extra (no obligatorio) de la lección 1, pero no he participado en los foros, no he subido mi videopresentación ni tampoco he visto las videopresentaciones de mis peers (mis pares) porque mi objetivo era centrarme primero en la lección 2.

 

Profesores del MOOC "Learning How to Learn"

Profesores del MOOC “Learning How to Learn”

Profesores de carne y hueso

Durante las lecciones 2 y 3 me sorprende menos el aspecto físico de la profesora. Me doy cuenta de que ya me he acostumbrado al aspecto actual de Barbara Oakley, mientras que en la primera lección me costaba reconocer en los videos de la profesora a la persona retratada en la foto de la ficha del curso, en su libro y en su página web.

Un detalle que me gusta es que en la parte en la que se habla de la importancia de los errores para fomentar el aprendizaje, Barbara publica una toma falsa suya en la que se ve que se ha equivocado y tiene que repetir la toma. Este tipo de detalles de coherencia, humor y toque humano enriquecen el curso y le dan un plus.
Al ir sucediéndose los videos-presentaciones de Oakley noto que se empieza a convertir en alguien más cercano y entrañable, como ocurriría con un profesor en una clase presencial. Sin embargo, sus manos en estado de artrosis avanzada me siguen impresionando y pienso que es todo un ejemplo de superación.

En el material extra, en una de las entrevistas, aparece el cuarto de estudio de Barbara Oakley y veo que tiene el mismo ratón que yo, cosa que genera cierta conexión o empatía.

Parte social del curso

He hecho un apunte mental de participar más y ver con detalle cómo son mis compañeros de clase en próximas oportunidades. En la lección 2 el sistema apenas ha insistido en que solicite la certificación del curso. En la primera lección salía un pop-up todo el tiempo sugiriéndomelo, pero se ve que lo han programado para que la frecuencia de estos anuncios disminuya según se avanza en el curso.
El asunto de hacer un video de presentación contando quién soy me sigue resultando poco apetecible, además de que no tengo tiempo. Pero sé que sería buena idea buscar un hueco para hacerlo, porque me ayudaría a trabajar mis habilidades de comunicación y me ayudaría a hacer networking.

Contenido y enfoque

El enfoque y la estructura de la lección de hoy son muy parecidos a los de la semana pasada, aunque esta vez participa menos el “co-professor”. Al final de cada video-clase principal hay un minitest y después del resumen hay un test de “retrieval” más extenso con 12 preguntas para obligarte a “recuperar” la información. Muchas de las preguntas del minitest se repiten en el test final, aunque variando el orden de las respuestas (las famosas baterías que aparecerán de manera aleatoria que todos los guionistas multimedia conocemos). El formato preferido de preguntas es el aquel en el que son válidas varias, normalmente todas o casi todas. Siguen poniendo algunas respuestas trampa (que no tienen nada que ver con el tema o con lo explicado), pero en general hay menos preguntas trampa que en la lección anterior. El sistema de evaluación se va “afinando”.

A la hora de explicar el contenido, siguen utilizando muchas metáforas visuales, que te ayudan a comprender y memorizar los conceptos. Y también hay pequeñas encuestas sobre qué parte te ha parecido más útil para tu aprendizaje de todo lo visto. Suelen dar feedback final en los test, en los que suele aparecer “Bien hecho” o “Lo sentimos pero…” en español y el resto en inglés. La mezcla de idiomas desconcierta un poco al principio.

Cursos más populares del catálogo de MOOC de Coursera

Cursos más populares del catálogo de Coursera en octubre 2015

Dificultades con el idioma

El inglés tiene un grado de dificultad media que me resulta bastante asequible, aunque en la parte de los neurotransmisores me ha costado entender algunos términos porque la pronunciación varía mucho respecto a la grafía y no estoy acostumbrada a oír charlas en inglés sobre ese tema. Por otra parte, pienso que además de aprender la materia el curso me sirve para mantener fresco mi inglés oral. Podría descargarme la transcripción de los videos en español o verlo con subtítulos en español, pero prefiero oírlo en inglés y repetir las partes que no me queden claras, aunque esto lleve más tiempo.

Cuestiones técnicas

Un problema técnico que he detectado es que cuando quieres repetir un video, como el siguiente se lanza automáticamente en unos segundos, aunque pares el nuevo haciendo clic en el icono de pausa, la ventana del nuevo video se queda ahí y tapa el texto de la parte derecha del video que ves por segunda vez. Debería haber alguna forma de hacer desaparecer esa ventana para que no estorbe en las repeticiones.
Esta vez, a la hora de completar el test, el sistema reconoció rápidamente mi patrón de tecleo, pero la cámara me dio un problema porque había tapado la lente de la webcam a raíz de un artículo sobre hackers que acceden a webcams ajenas. Creo que el estar estudiando por tu cuenta en la intimidad de tu cuarto hace que el mero hecho de hacer el examen y activar la cámara te sobresalte un poco, pero imagino que la repetición hará que sea más fácil en lo sucesivo.

Test final de la lección

El test final de la semana 3 incluía dos preguntas de las 2 semanas anteriores. Mientras completo el test, noto que estoy teniendo que hacer un esfuerzo extra para recordar las respuestas correctas, pero lo consigo y pienso que está muy bien que Oakley y su socio apliquen la “spaced repetition” en sus test, que sean coherentes con lo que predican.

Obtengo un 14 sobre 14 y me doy cuenta de que un par de errores cometidos en la parte de “Retrieval Practice” (práctica de recuperación, un test intermedio que te fuerza a recordar lo que acabas de ver) me han servido para repasar esa parte y hacerla bien ahora, en la línea de lo que explica Oakley sobre lo útil que es cometer errores en el aprendizaje como forma de detectar fallos y corregirlos. En otras palabras, he hecho un test perfecto gracias a un par de errores cometidos en la parte de “retrieval”, lo que demuestra que Oakley está en lo cierto cuando insiste en la importancia del autotest y el retrieval en el aprendizaje. Tomo nota mental para aplicar este tipo de repaso basado en autopreguntas y comprobación de respuestas a las materias que aprenda en lo sucesivo.

Para leer la siguiente entrega de la serie sobre los MOOC, haz click aquí:

También te puede interesar:

 

Nov 04

Apuntes de tipografía II: ironías y anacronismos

By admin | comunicación , digital , diseño , economía , humor , psicología , publicidad , recomendado , tipografía

Hace unos días os proponía un experimento con seis tipografías distintas para observar cómo la elección de cada una de ellas influía en la imagen de seriedad y flexibilidad que proyectamos en el observador. Hoy me gustaría ir un poco más allá y proponer un juego que requiere una observación detenida y sutil.

Observa los siguientes gráficos y señala a cuáles de ellos les ves cierto punto irónico por la relación entre el diseño y el contenido y cuál o cuáles presentan cierta incoherencia histórica.

Gráfico 1

Términos de estadística del siglo XX con letra gótica

Términos de estadística contemporánea con tipografía JSL Blackletter (creada con Wordle.net)

Esta letra de caligrafía gótica es atractiva y elegante, aunque no demasiado legible. Además, hay algo extraño en el conjunto, ¿no te parece?

Gráfico 2

Gráfico con tipografía Kenyan Coffee. Fíjate sobre todo en el "pilar" del gráfico

Gráfico con tipografía Kenyan Coffee (creada con Wordle.net)

 

Pista para este gráfico: Fíjate sobre todo en la parte inferior.

 

Gráfico 3

 

Observa la parte superior del gráfico, la especie de torre

Gráfico con tipografía Kenyan Coffee (creada con Wordle.net)

Pista: Observa la parte superior del gráfico, la “torre” central.

 Soluciones

Veamos las soluciones. La gráfica nº 1 resulta bonita pero irónica porque representar en letra gótica conceptos estadísticos que se acuñaron siglos después tiene su punto anacrónico. Además, la letra caligráfica de este tipo hace pensar en amanuenses, en una tarea que se realiza a escala individual y no en los grupos y los grandes números que suele emplear la estadística.

La gráfica 2, que casualmente utiliza la misma tipografía que la 3, presenta el rasgo irónico de que si la contemplamos como un edificio, su pilar, la base sobre la que se sustenta y que le permite elevarse es el “Error Probable“. Es irónico y al mismo tiempo no lo es, porque conocer e informar del error probable de un estudio estadístico es  importante y constituye un buen punto de partida para evaluar la validez de los datos.

A la gráfica 3 le pasa algo parecido a lo que ocurría con el anterior. Si consideramos el diseño como una infografía y nos fijamos en la parte superior observaremos que lo que hace ganar altura a nuestro gráfico es de nuevo el “Error Probable”. A primera vista disponer de un mirador elevado gracias a algo llamado “Error Probable” no parece muy prometedor. Sin embargo, como ocurría en la gráfica anterior, esta disposición no resulta tan irónica porque conocer e indicar cuál es el error probable de un análisis estadístico es un buen punto de partida que nos puede dar amplitud de miras.

Los gráficos de este post los he creado con la aplicación online gratuita Wordle.net

También te puede interesar:

Nov 02

Apuntes de tipografía: serio y flexible

By admin | comunicación , digital , diseño , escritura , psicología , publicidad , recomendado , tipografía , usabilidad

Cuando eliges una portada para tu informe, un tipo de letra para tu presentación o un diseño concreto para tu blog estás enviando un mensaje gráfico a tus lectores. La tipografía, el diseño y la maquetación tienen mucho peso en nuestra percepción de los contenidos a los que somos expuestos, porque el medio visual elegido establece un marco desde el cual interpretamos el mensaje. Pero, ¿sabes de qué manera ocurre?

Te propongo un experimento para verlo de forma muy directa. Observa los dos siguientes gráficos creados con términos de estadística y dime cuál te parece más fiable.

Gráfico 1

Glosario letras movidas editado

Nube de términos con tipografía tipo imán de nevera (Alpha Fridge Magnet All Caps de Worle.net)

 

Gráfico 2

 

Los mismos términos con otra tipografía

Los mismos términos con otra tipografía (Vigo- Wordle.net)

La irregularidad y el movimiento de las letras del gráfico 1, que representan los imanes típicos de la nevera les da cierto atractivo visual pero al mismo tiempo hace que no sean adecuadas para un mensaje técnico como el de este caso (da la sensación de que  que las medias fueran a estar mal calculadas, por ejemplo). La tipografía del gráfico 2 con letras bien definidas y disposición recta y ordenada es mucho más acorde con el tema estadístico del mensaje y le da mayor credibilidad.

 

Veamos el siguiente par de gráficos. ¿Cuál de los dos te parece más serio y fiable?

 

Gráfico 3

Mismos términos con letra de tipo manuscrito

Mismos términos con letra de tipo manuscrito (Enamel Brush- Wordle.net)

Gráfico 4

 

mismos términos con letra de palo muy limpia

Los mismos términos con letra “de palo” muy limpia (Expressway Free-Wordle.net)

 

Al comparar estos dos gráficos, encontramos que el gráfico 3 emplea una tipografía más irregular, parecida a la letra manuscrita, que le resta credibilidad al mensaje ya que incluso en algunas palabras cuesta distinguir la “a” de la “o”. La irregularidad del trazo hace que la maquetación también sea necesariamente irregular.

Por su parte, el gráfico 4 resulta claro, limpio y transmite una gran sensación de credibilidad y profesionalidad. Los colores de ambos gráficos están en la misma gama, por lo que el color aquí no contribuye a la diferencia.

Demos un paso más allá con el siguiente par y juguemos un poco a la “adivinación” tipográfica. ¿Con quién preferirías negociar, con el autor del gráfico 5 o con quien ha diseñado el gráfico 6?

Gráfico 5

Tipografía rotunda y  contundente

Tipografía rotunda y contundente (Tank Like de Wordle.net)

Gráfico 6

Mismos términos con tipografía Mail Ray Stuff

Mismos términos con tipografía Mail Ray Stuff de Wordle.net

 

Esta pregunta tiene un mayor grado de subjetividad y la respuesta se puede ver influida por factores personales extratipográficos. En mi caso, yo preferiría negociar cualquier cosa con la persona del gráfico 6, ya que los trazos redondos, las pequeñas asimetrías e inclinaciones de las letras unidos a los espacios en blanco dan la sensación de que la persona que lo ha dibujado es más flexible, abierta e imaginativa que el autor del “aplastante” gráfico número 5. El número 6 es un gráfico orgánico, con margen para otras personas e ideas y con aire para respirar.

Sin embargo, las letras de bloque con gruesos perfiles del gráfico 5, el diseño lineal y recto, la densidad, el tamaño de letra y la falta de espacios en blanco me hacen pensar en alguien recio, muy contundente y poco abierto a lo nuevo. Los gruesos bloques de las letras parecen más piezas de un Tetris que verdaderas letras. En resumen, parece que el objetivo fuera ocupar todo el espacio y no dejar resquicio para nada más…

Los gráficos de nube de tags de este artículo recogen los términos del glosario del libro “Cómo mentir con estadísticas” de Darrell Huff y los he creado con la aplicación online gratuita Wordle.net. Este programa permite elegir la disposición de las palabras (Layout), la paleta de colores y el fondo (Color) y la tipografía (Font). Para aumentar el tamaño de letra de los términos que se quieran destacar hay que repetir el concepto en cuestión (a mayor número de repeticiones mayor tamaño). Hay que emplear términos de una sola palabra para que no aparezcan por separado (de ahí que yo haya escrito “MediaAritmética” y no “Media aritmética”).

Si te interesa el diseño gráfico y la tipografía te recomiendo que entres en la aplicación y trastees porque se pueden hacer cosas muy curiosas y aprender sobre la marcha.

Oct 05

Percepción, contexto e interpretación

By admin | comunicación , diseño , psicología , recomendado

En el post Efecto 3D analógico comencé a explorar las vías “subterráneas” que comunican el diseño con la vida cotidiana o los programas de ilustración con el “gran mundo off line”, esos pequeños atajos que nos permiten transitar entre la realidad y nuestra percepción.

Pues bien, el otro día encontré un pasadizo entre ambos mundos que me gustaría recorrer contigo ahora. Observa esta foto.

circulos_degradado_primera_web

Foto de tres círculos con degradados en tono claro

La imagen muestra tres círculos blanquecinos, con distinta intensidad y brillo. Si quien ve la imagen está familiarizado con Illustrator o cualquier programa de dibujo vectorial, lo más probable es que haya pensado inmediatamente en elipses con degradados de distinta opacidad en una gama blanca-beige. En la mente del diseñador se habrá activado una “plantilla” parecida a esto:

 

versión vectorial de la fotografía

Mi interpretación de la foto de arriba en clave vectorial

Incluso puede que algunos con un interés especial por las texturas (personas con un perfil táctil según la Programación Neurolingüística) hayan imaginado algo así:

Elipses con degradado sobre textura rugosa

Elipses con degradado sobre textura rugosa

 

Los lectores no diseñadores habrán interpretado la imagen en términos de luces, contrastes y texturas. Probablemente hayan pensado en luz cenital, iglesias, vidrieras o claraboyas. Quizá, incluso, en lupas o espejos.

En esta disposición de la imagen con tres círculos a lo ancho bajo una línea, diseñadores y no diseñadores tendemos a interpretar la línea horizontal como un pequeño zócalo o como el borde de un plano o superficie y tenemos la sensación de que los círculosdescansan” sobre una superficie horizontal rugosa.

La foto siguiente desmiente esta interpretación.

 

Círculos degradado línea diagonal

Círculos con degradado debajo de franja diagonal

Esta nueva disposición de los elementos nos “descoloca” ya que ahora además de la fina línea horizontal encontramos una ancha franja diagonal que hace pensar inequívocamente en una luz intensa y por tanto en un contraluz que resulta incongruente con lo que habíamos interpretado antes.

La foto siguiente pone las cosas en su sitio.

 

 

Posición original de los tres círculos degradado

Posición original de los tres círculos degradado

 

Efectivamente, la representación completa en la disposición original describe bien las relaciones entre los elementos, así como la causa y el efecto. La luz que viene de la derecha atraviesa el cristal de triple capa generando tres reflejos circulares de distinta intensidad y tono sobre la pared de gotelé (superficie que antes creíamos horizontal). La capa intermedia del cristal tiene una malla metálica con una cuadrícula que genera lo que se percibe como una textura de líneas horizontales que he reproducido en la versión vectorial, aunque en realidad se trata de una cuadrícula.

Extrapolando esto a otras situaciones cabe decir que a la hora de interpretar situaciones o circunstancias es importante asegurarse de que tenemos acceso al contexto original completo y permanecer alerta para evitar que nuestras “plantillas” perceptivas personales nos den gato por liebre…

 

Sep 30

Anatomía de un truco de magia de “El Hormiguero”

By admin | comunicación , digital , diseño , psicología , recomendado

El conocimiento de las propiedades de las cosas es un instrumento muy útil para sorprender, entretener e incluso manipular. Los abogados, psicólogos, vendedores y los magos lo saben muy bien.

Los integrantes de “El Hormiguero” además de saberlo lo ponen en práctica a diario, en general con éxito, aunque a veces los experimentos no salen porque las cosas se “empeñan” en presentar anomalías en su estructura o comportamiento, como sucede a menudo en las secciones de Marrón y de El hombre de negro.
La semana pasada Manolo Sarriá (el alto del Dúo Sacapuntas) hizo tres números de magia como sustituto de Jandro.

Sobre la parte artística del show cabe hacer pocas observaciones: empleó repetidamente la típica gracia de decirle a la guapezna Vanessa Romero que se acercara y a Motos que se alejara, le mandaba a alimentar a las hormigas y las socorridas bromas sobre su altura (“ponte de pie, Pablo”).

En lo que se refiere a los números de magia en sí hay que señalar que para el primero se valió de una baraja “trucada” mediante algún tipo de adhesivo y después eligió una carta que estaba bocabajo y la apartó para posteriormente pedirle a la guapa que escogiese un dado de los tres que había. Como se verá después, para este número daba igual cuál eligiera siempre que fuera un dado estándar, pero para darle más emoción o simplemente como maniobra de distracción el mago fingió que la elección no le gustaba.

dado4_porobjetos_web

[Dados diseñados por mí con Illustrator. Tutorial sobre cómo hacerlos]

La “guapa” lanzó el dado y salió un seis, pero daba igual el número que saliera porque lo que iba a pedir el mago es que sume la cara de arriba y la de abajo y divida la suma entre dos. Resulta que sale 3,5 (6+1/2), como ocurriría con cualquier combinación de caras opuestas de un dado estándar, ya que los lados opuestos siempre suman 7 (6-1, 2-5; 3-4), como aprendí el otro día en mi curso de diseño gráfico, mientras dibujaba los dados que veis más arriba.

En este momento parece que el cómico metido a mago va a fallar porque en una baraja de póquer normal como es sabido y como nos hace ver Pablo Motos no hay ninguna carta con un 3 y medio. Cara de consternación empática de la guapa como era previsible, susurros entre el público. Pero evidentemente en esta baraja sí hay esa carta “inventada”: ha sido tan fácil como contar con una carta de tres tréboles y medio (la mitad de un trébol en vertical, cambio en la numeración de arriba y abajo; ver minuto 6:09 del vídeo y captura de más abajo), marcar el dorso y elegirla al principio del número.

Carta de póquer trucada

Captura de la carta trucada del número de Manolo Sarriá

 

Motos dice que de acuerdo, pero que para ser contratado en el programa debe realizar con éxito un tercer número de magia. El integrante del Dúo Sacapuntas disfrazado de Jandro saca una bolsa de papel marrón y una botella y tras soltar el chiste de los políticos corruptos que hacen desaparecer ordenadores (un chiste algo pasado y demasiado previsible) finge ser muy torpe y haberla pifiado para aprovechar un cambio de cámara y hacer finalmente “desaparecer” la botella.

Conocer la estructura de las cosas y cómo funciona la atención de quienes nos observan es una manera excelente de adelantarse y sorprender a los demás en muchos órdenes de la vida. Vivimos rodeados de “puzzles” y si conocemos el tipo de escena que representa cada puzzle (su estructura, sus partes y la relación entre ellas) resulta fácil montarlo de manera rápida y eficaz y sorprender a quienes nos contemplan.