Category Archives for "Idiomas"

Feb 08

Gran Hermano de Orwell en quince citas

By admin | escritura , Idiomas , inglés , lenguaje , libros , literatura , psicología , recomendado , sociedad , traducción

Las siguientes citas, extraídas de la novela “1984” (“Nineteen Eighty-Four”) de George Orwell tienen como objetivo dar una muestra de lo esencial del libro.

1 “If you want to keep a secret, you must also hide it from yourself.”
2 “He who controls the past controls the future. He who controls the present controls the past.”
3 “Doublethink means the power of holding two contradictory beliefs in one’s mind simultaneously, and accepting both of them.”
4 “But if thought corrupts language, language can also corrupt thought.”
5 “Reality exists in the human mind, and nowhere else.”
6 “War is peace. Freedom is slavery.  Ignorance is strength.”
7  “The consequences of every act are included in the act itself.”
8 “The object of terrorism is terrorism. The object of oppression is oppression. The object of torture is torture. The object of murder is murder. The object of power is power.”
9 “The choice for mankind lies between freedom and happiness and for the great bulk of mankind, happiness is better.”
10 “The Party seeks power entirely for its own sake. We are not interested in the good of others; we are interested solely in power, pure power.”
11 “Nothing was your own except the few cubic centimetres inside your skull.”
12 “If you want a picture of the future, imagine a boot stamping on a human face—for ever.”
13 “Big Brother is Watching You.”
14 “If he were allowed contact with foreigners he would discover that they are creatures similar to himself and that most of what he has been told about them is lies. The sealed world in which he lives would be broken, and the fear, hatred, and self-righteousness on which his morale depends might evaporate. It is therefore realized on all sides that however ofter Persia, or Egypt, or Java, or Ceylon may change hands, the main frontiers must never be crossed by anything except bombs.”
15 “Perhaps one did not want to be loved so much as to be understood.”

 

Doblepensar, agujeros de la memoria, Ministerio del Amor… Estos y otros veinte términos esenciales de “1984” aquí.

Ene 28

Un poquito de por favor: introducción a las “collocations”

By admin | escritura , humor , Idiomas , inglés , lenguaje , literatura , recomendado , traducción

Si llevas mucho tiempo aprendiendo inglés te resultarán familiares unas visitantes algo molestas y escurridizas que les encantan a los profesores de las clases intermedias o avanzadas. Estas visitantes incómodas campan a sus anchas en los libros de inglés y responden al nombre de “collocations” [/ˌkɒləˈkeɪʃən/]. Las hay para todos los gustos y de todos los registros.

Su mala fama procede de que muchos alumnos de inglés no entienden en qué consisten y de que aprenderlas y usarlas supone un trabajo extra. Con ellas no basta con aprender la definición, pronunciación y una frase de ejemplo, sino que hay que aprender las palabras de las que están compuestas y fijarse en la “colocación” de los elementos, qué palabra viene antes y cual después, qué tipo de “cadena” se articula y en qué situaciones se emplea. Lo esencial de las “collocations” es que sus eslabones no son sólo una cuestión gramatical sino de sentido y de uso “natural”.

letras_collocations

Aquí no hay quien viva

Veamos un ejemplo español de “collocation”. Hace unos años la expresión “un poquito de por favor” se volvió muy popular a raíz de la serie “Aquí no hay quien viva“. La razón por la que nos hacía gracia es precisamente que desafía la “colocación” normal. Cuando se empieza a decir “un poco” o “un poquito” con tono de recriminación o de súplica lo normal es continuar diciendo “de cuidado”, “de vergüenza”, “de consideración”, “de silencio”, es decir “un poquito de” + sustantivo (y no cualquier sustantivo, en este caso son sustantivos comunes y abstractos; por ejemplo no es habitual decir “Un poquito de Miguel”).

La locución “por favor” no pinta nada después de “un poquito”, es un intruso, y por eso nos hace gracia, porque rompe la expectativa y esa sorpresa nos genera cierta risa… Sin olvidarse por supuesto del aire de suficiencia bobalicona con el que el portero de la serie (Fernando Tejero) decía la frase “inesperada” o “incorrecta”, cosa que la volvía más cómica. La frase surgió de un error y como cayó en gracia, se utilizó a menudo en la serie e incluso en una campaña de educación vial.

Collocations, writings y narrativa

En los writings en inglés, las collocations son como las letras raras del Scrabble: suman muchos puntos porque no todo el mundo es capaz de encajarlas. Así que si te piden escribir un artículo o un informe en inglés para evaluar tus writing skills es muy buena idea “encajar” unas cuantas “collocations” de palabras adecuadas al tema, el destinatario y al registro (formal o informal) del texto en cuestión.
Sin embargo, si tratas de hacer lo mismo en tu propio idioma en un cuento o en una novela, estás perdido, porque lo que suma puntos al escribir en un segundo idioma los resta al escribir narrativa en tu lengua materna.
Recuerdo cómo en las  primeras clases de escritura creativa de la Escuela de Letras nos prevenían contra las expresiones gastadas del tipo “sus bien torneadas piernas”. Pasada de moda o no, las “bien torneadas piernas” son una “collocation” en español.
Y es que la buena narrativa aspira a sorprender y a crear nuevas combinaciones línea a línea y frase a frase (además de construir sentido), mientras que una buena prosa académica o de tipo periodístico -especialmente en un segundo idioma- es la que muestra que el autor es capaz de utilizar las piezas de Lego homologadas por el uso común, adecuadas al tipo de registro, naturales, “idiomáticas” y eficaces.
Cuando se trata de prosa académica el uso sorprendente de palabras se convierte fácilmente en “chirriante“. Lástima no haberlo tenido tan claro cuando hacía mis dissertations para el Master de Literatura Comparada en Londres…

 

Ene 15

Política de galletas

By admin | comunicación , digital , diseño , humor , Idiomas , recomendado , redes sociales , traducción

Navegando por Internet desde mi móvil hace unos días me encontré con una advertencia que me sorprendió. Era una nota sobre algo llamado “política de galletas” que ocupaba el tercio inferior de la pantalla de mi móvil y que contenía un enlace. Por más que tratara de zafarme de la nota haciendo zoom o desplazándome por la pantalla, las famosas galletas me perseguían.

Mientras jugaba al gato y al ratón con aquella nota me dio por imaginar que aquel enlace podría llevar a una ventana con frases del tipo: “Nuestra política de galletas consiste en que tú pones la cara y nosotros te damos la galleta”. O bien, “Política de galletas: nos gustan todas, con chocolate o sin, pero mejor con leche para mojar…”. O, incluso, “Política de galletas: Nuestras galletas son inclusivas, no contienen gluten y son aptas para celíacos y para diabéticos…”.

 

galleta_uoc_2

Captura de la advertencia al consultar la web en un equipo de sobremesa

Evidentemente, a lo que se refería la nota era a las famosas cookies (archivos de texto que se descargan en el equipo del usuario y se almacenan en la memoria de su navegador) y es una advertencia habitual desde que se hizo obligatorio hacer pública la política de cookies de los sitios web. Pero lo interesante del caso es plantearse que no siempre es bueno traducir. En el caso de algunos términos el uso de la voz inglesa está tan extendido que la traducción al castellano resulta chocante o tarda en comprenderse.

Estoy deseando que llegue la hora del té para aplicar mi propia política de té con galletas…

Blog de chino, inglés y español off line
Sep 28

Blog de idiomas off line

By admin | digital , formación , foto , Idiomas , recomendado , sociedad

En el mundo del marketing es habitual hacer distinción entre las acciones que se realizan on line (a través de redes sociales y sitios web, recomendaciones, likes, comentarios) de las que se realizan off line (folletos, carteles, concursos en medios de comunicación, boca a boca presencial). En el mundo de la enseñanza, un curso de elearning o un blog formativo sería la opción on line mientras que un curso presencial sería la versión off line.

Pues bien, el otro día me topé con una ingeniosa acción formativa de idiomas desarrollada por un tipo de empresa del que no cabría esperar algo así (al menos, yo nunca lo había visto).

He aquí la evidencia gráfica:

Blog de chino, inglés y español off line

El cartel, o mejor dicho, la pizarra “no digital” estaba puesta en la fachada de un bazar chino, a una altura de fácil lectura.

Compruébese cómo el “blogger” ha diseñado un título con “tirón”, ha destacado la fecha y ha puesto su contenido del día en caracteres chinos, recogido su pronunciación y traducido al español e inglés.  Todo esto jugando con distintos colores para mayor eficacia pedagógica. Eso sí, le ha faltado el acento a “inglés” y una coma después de “cada día” para marcar la elisión del verbo (“debemos”, por ejemplo; o “vamos a”).

Qué curiosa y real esta aplicación del Kaizen japonés y del nunca te acostarás sin saber una cosa más… O de lo que se conoce en España como la formación continuada.

Así que nada, cuando necesite algo del chino aprovecharé para añadir una nueva palabra a mi vocabulario de chino…

Ago 20

Reescriba los clásicos con la autoedición de Amazon

By admin | cuentos , digital , escritura , humor , Idiomas , libros , literatura , recomendado , redes sociales , traducción

Buscando en internet tropecé hace poco con una curiosa versión del relato “El incidente del puente del búho” de Ambrose Bierce (“An Occurrence At Owl Creek Bridge”) que puede indignar a las legiones de admiradores de este autor que pueblan el mundo y llenar de asombro a muchos estudiosos.

 

portada "El incidente del puente del Búho" en versión digital

Pero vayamos por partes. Ambrose Bierce es un autor norteamericano del siglo XIX al que se considera un maestro del cuento fantástico y de terror. Concretamente el cuento del que hablamos, “El incidente del puente del búho”, se suele analizar en los talleres de narrativa como ejemplo de su peculiar uso del tiempo, ya que en un momento esencial del cuento el tiempo real se suspende y es sustituido por un tiempo mental que sugiere un desenlace muy distinto.

El cuento relata la historia de un colono del sur en la guerra de Secesión norteamericana que va a ser ahorcado por el ejército del Norte en el puente que da nombre al relato. En el último párrafo del cuento se recupera el tiempo real y descubrimos que en realidad el reo ha muerto colgado y que la huida a través del río que se nos ha relatado tan vívidamente sólo ha sido un delirio del ajusticiado.

Y es precisamente este uso tan eficaz (y efectista) de los planos temporales lo que ha convertido “El incidente…” en un cuento de culto para los aficionados al relato corto, de manera semejante a “El corazón delator” de Edgar Allan Poe. Como se recordará, en el caso del relato de Poe, el sonido del corazón delator es una metáfora, no hay verdadero corazón de la víctima latiendo post mortem sino que es el propio miedo del asesino el que se proyecta en forma de latido delator. Pues bien, imaginad lo que sería encontrar una versión del cuento de Poe en que anunciase que en este cuento el corazón de un muerto “resucitado” delata a su asesino ante las autoridades. O leer en una sinopsis de Romeo y Julieta que Julieta no se suicida, sino que realmente estaba dormida…

Algo parecido me pasó a mí al leer en la sinopsis de la versión autopublicada que en el relato más famoso de Ambrose Bierce ¡el reo escapa de la horca! Tuve que leer dos veces el resumen para asegurarme de que había entendido bien. (Enlace a la sinopsis aquí).

Sinopsis de "El incidente del Puente del Búho"

El subrayado señala la parte más “rompedora” de esta sinopsis del clásico relato de Bierce

 

Pero no había duda, en esta versión del relato de Bierce, aparentemente fruto de una traducción reciente al español, resultaba que el reo escapa realmente de la horca y se reencuentra con su mujer. Increíble. No seré yo quien diga que este final esperanzador de huida y reencuentro con la esposa no tiene su atractivo, pero la cuestión es que el texto original en inglés lo deja bien claro:

“Peyton Farquhar was dead; his body, with a broken neck, swung gently from side to side beneath the timbers of the Owl Creek bridge.”

Igualmente clara es la traducción al español más conocida:

“Peyton Farquhar estaba muerto. Su cuerpo, con el cuello roto, se balanceaba de un lado a otro del Puente del Búho”.

El cuento juega deliberadamente con la ambigüedad del tiempo de la narración para que el lector no tenga claro si lo narrado es real o imaginario, pero aquel “estaba muerto” del párrafo final es incontestable. No sé qué parte de “Peyton Farquhar estaba muerto” no entendió la persona que escribió el resumen del relato o si dejó de leer justo antes del último párrafo por alguna cuestión de fuerza mayor.

Como en el mundo de la edición de libros tradicional las sinopsis suelen responder al contenido de los libros a los que se refieren, supuse que aquella “traducción reciente al español” contendría una versión errónea del cuento. Y así pues, compré aquella edición bilingüe de “El incidente del puente del búho” por 2,99€ con el propósito de analizar detenidamente la versión española en busca del momento exacto en el que el traductor se equivocaba.

La siguiente sorpresa fue comprobar que la traducción “reciente” no era tal, sino la versión canónica en español, que aparece a veces atribuida a José Bianco (“Cuentos de soldados y civiles”. Orión, Buenos Aires, 1975) y otras a Alonso de Ilera (“Cuentos de soldados y civiles”. Biblioteca El Mundo; Madrid, 1998, reedición con permiso de Bibliotex. En esta compilación el título del cuento varía: “El puente sobre el río del Búho”). Aquí, en cualquier caso, aparecía sin mención a ningún autor, como si se hubiese autogenerado espontáneamente.

cubierta_Español_bierce

Cubierta de la compilación de El mundo en la que aparece el relato “El incidente del puente del Búho”

 

Sea de Bianco o de Ilera, se trata de una magnífica traducción, en la que queda claro que el ajusticiado muere (“Peyton Farquhar estaba muerto…”) y en la que se transmite con toda eficacia el aire alucinatorio que presenta en el original toda la parte de la zambullida en el río y la huida y que encamina al lector hacia la correcta interpretación del cuento.  (Desde aquí mando mi felicitación al traductor del cuento porque no era fácil trasladar el texto al castellano conservando el efecto y la intriga y se hizo magníficamente).

Ante la claridad de la traducción cabe deducir que la persona que escribió la sinopsis del libro digital no entendió el cuento, ni en inglés ni en español, y que probablemente no lo leyó entero, cosa que sin embargo no le impidió escribir el resumen del libro. La exigua ficha del producto en la web de Amazon apenas recoge la fecha de lanzamiento, el desconocido nombre de la editorial (Ediciones Spanglish, todo un presagio de la gran calidad de sus productos) y ni el menor rastro del autor de la sinopsis.

incidente_riobuho_nuevofinalcorta_editada

En el propio ebook no hay página de créditos, no figura el nombre del traductor al español, ni tampoco el de un posible editor, revisor ni maquetador. Es como si el libro se hubiera materializado él solo, de repente, sin intervención humana ninguna y en el formato correcto para ser visualizado en los e-readers de Jeff Bezos. Misterios de la autopublicación en Amazon.

Sin embargo, esa materialización espontánea sin intervención humana en plan “Hago chas y aparezco a tu lado” no impedía que al terminar la lectura apareciera una pantalla que te insta a compartir tu opinión del libro en redes sociales. (Ganas me dieron de poner un tweet tipo: “creo que alguien se ha inventado el final del cuento de alguien …”, como en los chistes de Gila).

La edición en modo “hágalo usted mismo”, también conocida como autopublicación o autoedición o Kindle Direct Publishing, tiene estos riesgos: nadie garantiza la autoría ni la calidad de una traducción. De repente te puedes encontrar con una versión de la historia en la que Colón llega en realidad a la India y no a América. Y encima te preguntan tu opinión…

—————

Por lo que he podido investigar, lo más probable es que quien haya creado este libro digital bilingüe haya sacado el material de la web de Albalearning, ya que la versión original en inglés tiene la misma errata en capítulo 2 (“to perilous” en lugar de “too perilous” en el fragmento “no adventure to perilous for him to undertake…”), errata ausente en la otra versión original más conocida y accesible, la del Proyecto Gutenberg (The Millenium Fulcrum de 1988). La versión en inglés está libre de derechos, pero no la versión en castellano, lo que significa que sus reproducciones íntegras vulneran el derecho del traductor. En cualquier caso, resulta difícil saber con certeza quién es el autor de la traducción como comentábamos más arriba.

Además, de haber tenido un editor al uso, la versión digital no tendría tantas erratas en la cubierta del libro: le falta la tilde a “edición” y a “búho”, por no mencionar que el título que figura es “El puente Buho” y no “el puente del búho” como debería figurar. El formato de la portada del libro es TIF, generado con un programa de dibujo llamado Sketch Pro, por lo que cabe deducir que el ente abstracto que creó este ebook proviene del mundo del diseño gráfico y la ilustración.

Más información sobre la obra de Ambrose Bierce y versión en español de sus cuentos en la página de Ciudad Seva.

 

Dic 24

Under All This (microrrelato bilingüe español-inglés)

By admin | cuentos , escritura , Idiomas , literatura , recomendado , traducción

Under All This

La nevera estaba llena de palabras. Los letreros imantados habían ido formando palabras, mujer, hombre, orgullo, grande, futuro, disparatado. Las había juntado ella, pero de un modo más o menos oscuro aquellas palabras inconexas estaban relacionadas con su tiempo con él, un tiempo que ahora al abrir la puerta a los de la mudanza contratada por él dejaba atrás.  Su catarsis fue bastante elemental: con las uñas largas y sin pintar arañó de arriba abajo aquella nevera de dos cuerpos, abajo las frases en tres escalones, formando triángulos, formando espirales que conducían a un final oscuro, sin aire, le recordaban el tiempo en el que sus nombres formaban la palabra couple. Cogió la aspiradora y puso la potencia al máximo: desafió su potencia haciéndole absorber aquellos recuerdos. El tanque transparente dejaba entrever palabras entre restos de polvo. Al desenchufar la aspiradora en algún lugar imaginario sonó un clic.
Sobre la nueva nevera, como un conjuro, en la parte central fijó out. Ese era el fin que ella había elegido. Sin embargo, fuera, sobre la grava, a mitad de camino entre la casa y el nuevo paradero de su ex, aquel traslado había dejado una palabra traspapelada, under.

© Elena Alemany Sánchez-Moscoso

 

Ilustración del cuento  bilingüe "Under all this"

 

******************************
Under All This

(English version)

The fridge was full of words. The little magnetic signs had made up words, woman, man, pride, big, future, absurd. It was her who had matched all these words, but in a somewhat dark way those words were related to her time with him, a time which now, as she opened the door to the moving workers paid by him, she was leaving behind. Her catharsis was quite elemental: with her long unvernished fingernails she scratched up and down the two story-fridge, down went those three-step sentences, forming triangles, building spirals that led to a dark end without air, reminding her the time when their names formed the word couple. She took the hoover and challenged its power to vacuum those rememberings. The transparent tank let see some words among the dust. A click sounded in an imaginary place when she unplugged the hoover.
On the centre of the new fridge, as a spell, she fixed out. This was the end she had chosen. However, outside, on the gravel, halfway between the house and her ex boyfriend’s new residence, this moving had let a word behind, under.
© Elena Alemany Sánchez-Moscoso

 

Fridge Magnets

Nov 24

Ironías: pagar por letras mudas

By admin | escritura , humor , Idiomas , libros

Compro y descargo en mi Kindle el libro Elementos del inglés: Las letras mudas de Raymond Long. En la portada, bajo el título, aparece esta advertencia: “Por favor, no lea este libro sin comprar una copia. Los ingresos del autor son muy pocos”.

He aquí la foto:
Foto de advertencia en un ebook

Las letras mudas del inglés no tienen por qué ser gratuitas, sostiene Raymond Long

Parece que la gente no está muy dispuesta a pagar por letras que, al fin y al cabo, no se pronuncian 😉 El ebook cuesta 0,99 euros en Amazon.es y tiene 1071 posiciones (en los ebook dado que la maquetación es fluida no tiene sentido hablar de páginas y se habla en cambio de “posiciones”).

Al leer la advertencia descubro que la traducción del libro es bastante mala porque ese “los ingresos del autor son pocos” es un español realmente macarrónico.  Para consolarme por la decepción elaboro una versión más castiza de la advertencia: “Por favor, no lea este libro sin comprar una copia. Los ingresos de Raymond El Largo, por contradictorio que parezca, son cortos”.