Breverías II

0

 

  • Salgo de mi clase de reeducación postural con una sensación completamente nueva. En el portal y justo en dirección contraria me encuentro con mi alter ego mejorado: lleva mi móvil, con funda transparente nuevecita. Es más alto que yo. ¡Y es un hombre!

 

  • Al entrar en la oficina dejó el paraguas y el hemisferio derecho en el paragüero de la entrada para recogerlo a la hora de comer.

 

  • Qué ironía. Un joven lee “Momentos estelares de la humanidad” de Zweig mientras una centena de jóvenes medio dormidos esperamos el tren en Tres Olivos para ir a trabajar a Distrito Telefónica. Al regresar por la noche, en mi vagón una joven va leyendo “La conjura de los necios”, un título más apropiado…
Share.

Comments are closed.