Breverías I

0

 

  • Al ver lo bien que se integraba su emisora favorita con el ruido de la obra del vecino (chirridos y martillazos) empezó a tener dudas sobre su gusto musical.

 

  • “Elena, es verano. Hay que arreglarse“. Aunque no conocía a aquella mujer, su frase me sonó como una orden. La chica que iba a su lado, sin embargo, se encogió de hombros.

 

  • Conversación oída en Lavapiés: Chica 1: palabras en árabe, con muchas jotas. Chica 2: Pero él te quiere. Más jotas de Chica 1 con tono indignado.

 

  • Estaba en uno de esos días y me descubrí a mí misma pensando en a qué huelen las nubes porque yo lo valgo.

 

  • Justicia poética. En el gimnasio aquella tarde trabajaron el equilibrio, así que al salir de allí por la noche, en lugar de un bocadillo compró dos iguales y le dio uno al vendedor de La Farola que solía ver todas las tardes en la puerta de aquel bar.

 

 

 

Share.

Comments are closed.