Anatomía de un truco de magia de “El Hormiguero”

0

El conocimiento de las propiedades de las cosas es un instrumento muy útil para sorprender, entretener e incluso manipular. Los abogados, psicólogos, vendedores y los magos lo saben muy bien.

Los integrantes de “El Hormiguero” además de saberlo lo ponen en práctica a diario, en general con éxito, aunque a veces los experimentos no salen porque las cosas se “empeñan” en presentar anomalías en su estructura o comportamiento, como sucede a menudo en las secciones de Marrón y de El hombre de negro.
La semana pasada Manolo Sarriá (el alto del Dúo Sacapuntas) hizo tres números de magia como sustituto de Jandro.

Sobre la parte artística del show cabe hacer pocas observaciones: empleó repetidamente la típica gracia de decirle a la guapezna Vanessa Romero que se acercara y a Motos que se alejara, le mandaba a alimentar a las hormigas y las socorridas bromas sobre su altura (“ponte de pie, Pablo”).

En lo que se refiere a los números de magia en sí hay que señalar que para el primero se valió de una baraja “trucada” mediante algún tipo de adhesivo y después eligió una carta que estaba bocabajo y la apartó para posteriormente pedirle a la guapa que escogiese un dado de los tres que había. Como se verá después, para este número daba igual cuál eligiera siempre que fuera un dado estándar, pero para darle más emoción o simplemente como maniobra de distracción el mago fingió que la elección no le gustaba.

dado4_porobjetos_web

[Dados diseñados por mí con Illustrator. Tutorial sobre cómo hacerlos]

La “guapa” lanzó el dado y salió un seis, pero daba igual el número que saliera porque lo que iba a pedir el mago es que sume la cara de arriba y la de abajo y divida la suma entre dos. Resulta que sale 3,5 (6+1/2), como ocurriría con cualquier combinación de caras opuestas de un dado estándar, ya que los lados opuestos siempre suman 7 (6-1, 2-5; 3-4), como aprendí el otro día en mi curso de diseño gráfico, mientras dibujaba los dados que veis más arriba.

En este momento parece que el cómico metido a mago va a fallar porque en una baraja de póquer normal como es sabido y como nos hace ver Pablo Motos no hay ninguna carta con un 3 y medio. Cara de consternación empática de la guapa como era previsible, susurros entre el público. Pero evidentemente en esta baraja sí hay esa carta “inventada”: ha sido tan fácil como contar con una carta de tres tréboles y medio (la mitad de un trébol en vertical, cambio en la numeración de arriba y abajo; ver minuto 6:09 del vídeo y captura de más abajo), marcar el dorso y elegirla al principio del número.

Carta de póquer trucada

Captura de la carta trucada del número de Manolo Sarriá

 

Motos dice que de acuerdo, pero que para ser contratado en el programa debe realizar con éxito un tercer número de magia. El integrante del Dúo Sacapuntas disfrazado de Jandro saca una bolsa de papel marrón y una botella y tras soltar el chiste de los políticos corruptos que hacen desaparecer ordenadores (un chiste algo pasado y demasiado previsible) finge ser muy torpe y haberla pifiado para aprovechar un cambio de cámara y hacer finalmente “desaparecer” la botella.

Conocer la estructura de las cosas y cómo funciona la atención de quienes nos observan es una manera excelente de adelantarse y sorprender a los demás en muchos órdenes de la vida. Vivimos rodeados de “puzzles” y si conocemos el tipo de escena que representa cada puzzle (su estructura, sus partes y la relación entre ellas) resulta fácil montarlo de manera rápida y eficaz y sorprender a quienes nos contemplan.

Share.

Comments are closed.